*

Deportes
Compartida
Actualizado el 13/09/2017
Estás leyendo:“Todavía no hay que ilusionarse”

“Todavía no hay que ilusionarse”

Autor: Fernando Contreras A.

Flavio Ciampichetti, delantero de Antofagasta, el único invicto de la segunda mitad del año, dice que en el norte son mesurados, pese a ser una de las revelaciones del semestre.

“Todavía no hay que ilusionarse”

Antofagasta se ha convertido en una de las principales revelaciones del fútbol chileno durante el segundo semestre. El equipo nortino marcha en un expectante tercer lugar en el Transición y hoy jugará el primer encuentro de cuartos de final de la Copa Chile, cuando visite a Curicó Unido (17.30), en la Séptima Región.

Los Pumas se han hecho fuertes con el correr de los encuentros y, actualmente, se mantienen como el único invicto del balompié nacional en lo que ha transcurrido de la segunda mitad del año, merced a seis triunfos y cuatro empates. Los nortinos no registran caídas en el torneo ni en la Copa Chile y hay que remontarse hasta el 22 de abril para encontrar el último antecedente negativo, cuando cayeron 2-0 frente a Temuco.

De cara a la segunda parte del año, el argentino Nicolás Larcamón se hizo cargo de la conducción técnica y, de ahí en más, las cosas comenzaron a salir de buena manera. En el plantel de los de la Segunda Región, pese a que se declaran conscientes del buen momento que atraviesan, prefieren evitar las proyecciones. No hay cabida para las ilusiones todavía y, por el contrario, prefieren enfocarse para no perder el rumbo.

“Estamos muy contentos porque empezamos bien, pero todavía no se consigue nada. Hay que seguir trabajando. Estamos vivos en dos frentes, pero todavía no ganamos nada y tenemos que redoblar esfuerzos para progresar”, asegura el delantero Flavio Ciampichetti.

Según el ariete, la clave de la fortaleza que han alcanzado “está en lo grupal”. La competencia interna, dice él, “es lo que te lleva a mejorar día a día. Hay que estar aplicados y muy metidos. Tenemos claros los objetivos”, destaca.

Pero esas mismas metas que se han trazado han ido evolucionando conforme se han dado los resultados. “El objetivo inicial era hacernos fuertes e intentar salir a jugar en todas las canchas. Hay que estar atentos, porque en la liga los detalles te dejan afuera”, afirma el transandino de 29 años. “Pero ahora la mente de todos está en clasificar a una copa internacional. Vamos analizando cómo pasan las cosas. Partido a partido. Pero sabemos que todavía no hay que ilusionarse”, destaca el atacante, quien llegó al norte del país en enero de 2016.

Con un plantel joven, Antofagasta ha encontrado su fortaleza también en la mezcla de jugadores experimentados con otros que hacen sus primeras armas en Primera, como Angelo Araos y Bryan Carvallo, quienes se erigen como los más destacados. “En general hay un buen grupo. Angelo y Bryan son de los más jóvenes, pero nos han ayudado bastante”, asegura Ciampichetti. “Pero no hay que quemarlos. Son chicos. Tienen un enorme futuro, pero aún son muy jóvenes. Así que constantemente les estamos hablando y aconsejando”, complementa. “Todo lo que podamos lograr va a depender de cómo hagamos las cosas y de la humildad que tengamos”.

Finalmente, Ciampichetti destaca la labor de Larcamón. El DT de 33 años incorporó varios jugadores y, por ahora, le saca rendimiento a su plantel. “Desde que llegó nos entendimos y nos adaptamos a su idea. Entendemos y asimilamos bien su propuesta. Todo está funcionando, pero hay que seguir trabajando, porque esta es una carrera de largo aliento”, cierra el 9.

Papel digital