*

Nacional
Compartida
Actualizado el 09/03/2017
Estás leyendo:Tres activistas explican qué es el feminismo

Tres activistas explican qué es el feminismo

Autor: Alejandra Jara

Consultadas por La Tercera, Elena Dettoni, coordinadora de Ni Una Menos, Soledad Acevedo, vocera de la Coordinadora Autónoma contra la Violencia y Mónica Maureira, representante del Observatorio de Género y Equidad explican los alcances de algunos conceptos.

Tres activistas explican qué es el feminismo

Se termina el Día Internacional de la Mujer y la palabra feminismo fue mencionada millones de veces en todo el mundo.

¿Pero qué significa este concepto?, ¿existe un decálogo para ser feminista?. A continuación, la mirada de tres activistas sobre estas ideas, cada vez más presentes en las conversaciones de las chilenas y chilenos.

Elena Dettoni, vocera Coordinara “Ni Una Menos” Chile
detonni

¿Qué es el feminismo?: “Somos un movimiento político social, cuya génesis fue la toma de conciencia de las distintas formas de opresión que enfrentamos como grupo humano las mujeres; inequidades y explotaciones perpetuadas desde una construcción de dominación de lo masculino sobre lo femenino. La toma de conciencia de estas explotaciones nos mueve a politizar desde lo personal a lo colectivo como una estrategia transformadora que busca desconstruir éste modelo patriarcal y capitalista. Avanzando a las transformaciones que requiere una sociedad que, respetando nuestras diferencias, garantice que nacer mujer no suponga menor capacidad de decidir y disfrutar nuestras vidas”.

¿Qué implica ser feminista?: “Cuando se toma conciencia de las opresiones y distintas violencias que enfrentamos como mujeres no podemos esperar que los otros tomen conciencia de los privilegios de otro grupo humano sino involucrarnos como sujetas críticas y transformadoras. Denunciar por ejemplo el sexismo cotidiano, la hipersexualizacion de nuestras niñas, la precariedad del empleo y la feminizacion de la pobreza, el círculo de la violencia que en sus expresión más extrema termina en femicidios. Exigir que se respeten nuestros derechos humanos y nuestra capacidad de decidir sobre nuestra sexualidad y reproducción. Visibilizar el gran valor y aporte de otras mujeres en distintas áreas como avances científicos, artes, investigación, esfera política entre otras”.

Sobre la práctica de hacer regalos materiales o los descuentos en comercio por el Día de la Mujer: “Se relativiza la importancia y aporte de nosotras como sujetas en el desarrollo político y social. Hay una omisión a las malas prácticas de empleadores y empresariado. En los últimas décadas se ha incrementado la participación femenina en las plazas de trabajo remunerado, sin embargo se sigue perpetuando la división sexual del trabajo, la brecha salarial, la feminizacion de la pobreza, sumando que en los últimos años la migración también se ha feminizado y las mujeres migrantes están aún más precarizadas además laboralmente”.


Soledad Acevedo, vocera de la Coordinadora Autónoma contra la Violencia
acevedo

¿Qué es el feminismo?: “Es un movimiento social y político. También es una forma de vida por lo tanto en el ámbito más íntimo también se debe ser feminista. Hay distintas formas de serlo, no hay solo una teorización. Para nosotras es importante no convertirnos en estereotipos. Por lo tanto, sería contradictorio tener un decálogo para ser feminista. Lo esencial es entender que las personas son libres para decidir y vivir como quieran. Decimos no a los estereotipos, a las imposiciones que otorga el sistema, y en ese sentido nace la defensa a las reivindicaciones de los homosexuales, del aborto, del territorio”.

¿Qué implica ser feminista?: “Lo importante es que cuando una mujer se define feminista en el ser cotidiano, en su casa, en el trabajo, en sus relaciones más cercanas y eso lo extrapola a lo público, no tendríamos por qué cuestionar si esa persona se califica o no como tal. Hay que muchas mujeres son feministas, actúan como tal, sus relaciones son desde ahí, pero no se nombran feministas. Hay distintos canales sobre cómo descubrir el feminismo, pero lo importante es que cuando tu lo sientes verdaderamente, luego te vas formando y educando y así vas conociendo las distintas variantes y uno decide libremente a cuál adherir.


Mónica Maureira, coordinadora del Observatorio de Género y Equidad
maureira

¿Qué es el feminismo?: “Es una filosofía política y una filosofía de vida. Una forma de mirar y de enfrentarse a todos los aspectos de la vida e incluso a aquellos más cotidianos donde se releve la igualdad entre hombres y mujeres, y donde por sobre todo se valide y se promueva los derechos humanos de las mujeres y de las niñas. Es una forma de mirar en las disciplinas y en los distintos quehaceres desde una perspectiva de mayor igualdad, lo que no significa que seamos todos iguales. Por el contrario, significa que en esa igualdad seamos capaces de respetar nuestras diferencias”.

¿Qué implica ser feminista?: “Implica enfrentarse a varias barreras. Ser capaces de re actualizar discursos que de alguna manera están muy naturalizados y legitimados socialmente y políticamente desde los Estados, desde quienes hacen las políticas. Significa enfrentarse diariamente a la discriminación, a distintos tipos de violencia. Implica hacer un ejercicio de resistencia respecto de lo que uno vive en sus ámbitos más privados y en lo público, como también en lo profesional. Hay que ser bien resistente para llevar una bandera feminista comprometida con en el activismo”.

Sobre la práctica de hacer regalos materiales o los descuentos en el comercio por el Día de la Mujer: “Como práctica cultural creo que es una mera estrategia comercial. Yo no la percibo tanto como para el día de la madre. Me pareció mucho más brutal el 25 de noviembre cuando las multitiendas salieron a vender poleras con slogans, lemas o discursos que históricamente han sido capital político del movimiento feminista y no solo en Chile sino también en Iberoamérica. No lo percibo tanto, pero creo que así como se naturaliza la violencia hacia las mujeres desde aquello que parece más sutil a lo más extremo, como los femicidios, es una estrategia más de naturalizar ciertos comportamientos que tiene la sociedad hacia las mujeres. Uno puede mirar esto, de manera más profunda, como una estrategia publicitaria a través de la que se quiere amortiguar estas voces más políticas desde el feminismo. Quitar este matiz político de reivindicación de derechos. Un afán que intenta opacar que un 8 de marzo es una reivindicación política que partió con demandas laborales, y que actualmente son más complejas y diversas”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital