*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 24/07/2017
Estás leyendo:Cómo tres revistas científicas cayeron en una trampa y publicaron un falso estudio sobre “Star Wars”

Cómo tres revistas científicas cayeron en una trampa y publicaron un falso estudio sobre “Star Wars”

Autor: Francisco Aguirre A.

La investigación hablaba sobre los midclorianos, criaturas microscópicas presentes en todos los seres vivos, y cuyo nivel de concentración tendría directa relación con las aptitudes de algunas personas para controlar a "La Fuerza".

Cómo tres revistas científicas cayeron en una trampa y publicaron un falso estudio sobre “Star Wars”

En la actual era de las noticias falsas, día a día se hace más complejo encontrar información confiable. Es así como en internet abunda gran cantidad de artículos pseudocientíficos, con metodología poco precisa, resultados cuestionables, intervención política o investigaciones pagadas por empresas para limpiar su imagen.

En este caso, los académicos serios deben ser muy cuidadosos y asegurarse que sus investigaciones se publiquen en revistas creíbles, donde antes de ser publicadas pasan por un riguroso proceso de certificación de estudios, fuentes, referencias y otros. Aún así, no todas las revistas científicas son iguales, y no son pocas las veces donde estudios generados al azar tienen la suerte de pasar el filtro.

Y el último “escándalo” del área se relaciona con “Neuroskeptic”, un neurocientífico y escritor en Discover Magazine quien dejó en evidencia a tres publicaciones científicas, publicando una investigación/parodia sobre Star Wars.

El “estudio”, llamado “Mitocondria: estructura, función y relevancia clínica”, fue enviado a nueve revistas, aunque sólo en tres resultó publicado: American Research Journals, Austin Journal of
Pharmacology and Therapeutics e International Journal of Molecular Biology: Open Access (MedCrave). En ninguna de ellas se percataron que el manuscrito estaba repleto de referencias, plagios y citas a la saga, así como la relación con sus autores ficticios, Lucas McGeorge y Annette Kin.

“Quería probar si las revistas ‘depredadoras’ publicarían un documento obviamente absurdo”, afirma el neurocientífico, añadiendo que en el área de la ciencia existen las llamadas revistas “depredadoras”, publicaciones que tienen por objeto instar a que investigadores publiquen a cambio de dinero, sin que necesariamente prime el rigor científico.

Inspirado en el “Episodio I: La Amenaza Fantasma”, el estudio en esencia hablaba sobre los midclorianos, criaturas microscópicas presentes en todos los seres vivos, y cuyo nivel de concentración tendría directa relación con las aptitudes de algunas personas para controlar a “La Fuerza”. Se incluyen descripciones modificadas de las mitocondrias en wikipedia, con frases de Star Wars como “el ciclo del ácido cítrico, conocido también como el ciclo Kyloren“.

De acuerdo al neurocientífico, la Revista Americana de Investigación Médica y Biológica (SciEP) aceptó publicar la investigación a cambio de 360 dólares (234 mil pesos chilenos), aunque finalmente la transacción no ocurrió.

Hay que considerar que a pesar de la elaborada trampa, el problema no es menor. En internet y las redes sociales abundan innumerables sitios con nombres pomposos que pueden pasar por serios, y que engañan a usuarios poco entrenados para descubrir estudios falsos, o bien son utilizados por charlatanes para difundir falsos métodos contra enfermedades catastróficas.

De hecho, no es la primera vez que un estudio así se filtra en este tipo de publicaciones: en 2012 la revista Advances in Pure Mathematics aceptó la publicación de un estudio totalmente al azar y sin sentido generado por un algoritmo, y en 2014 el Journal of Computational Intelligence and Electronic Systems y el Aperito Journal of NanoScience Technology aceptaron una investigación escrita por Maggie Simpson y Edna Krabappel, de la serie Los Simpson.

Fuente: Discover Magazine

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital