La Tercera

Trump confirma su apuesta por el proteccionismo en cumbre APEC

Solo un breve intercambio de palabras y un apretón de manos protagonizaron Donald Trump y su par ruso Vladimir Putin, en la cena inaugural de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec) en Da Nang, Vietnam. Se trató del segundo frente a frente entre los dos Presidentes.

Mucho se había especulado sobre si ambos líderes mantendrían una reunión, puesto que una portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. había declarado que Trump no tenía en su calendario ninguna reunión con Putin, pero el Kremlin dijo este viernes que no la descartaba. Todo ello en medio de la gira de Trump por Asia y aún con los coletazos de la supuesta intervención rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, en la llamada “trama rusa”.

Los días de Trump en Asia han estado marcados por reuniones cordiales y encuentros distendidos, como la sonrisa que mostró este viernes junto a Putin. Sin embargo, el mandatario estadounidense cambió su actitud durante su intervención en Apec. Tras haberse mostrado amistoso en sus encuentros con los líderes de Japón, Corea del Sur y China, Trump endureció durante la jornada su discurso en la cumbre del foro regional.

“Ya no vamos a dejar que se sigan aprovechando de Estados Unidos. Siempre voy a poner a Estados Unidos primero”, declaró Trump frente a ejecutivos de las 21 economías que integran Apec, entre ellos el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, el Presidente chino Xi Jinping, y su par ruso Vladimir Putin.

Trump manifestó su rechazo al multilateralismo y defendió los acuerdos comerciales bilaterales, siempre y cuando éstos sean “recíprocos y justos”. “Lo que ya no haremos es celebrar grandes acuerdos que nos atan las manos y someten nuestra soberanía”, dijo.

Así, el Presidente norteamericano insistió en su mensaje de “America first” y su proteccionismo, al criticara la Organización Mundial de Comercio (OMC), señalando que “ya no podemos tolerar estos abusos comerciales crónicos”, que “perjudicaron a mucha gente en nuestro país”.

Trump evitó criticar al Presidente chino Xi Jinping, y reiteró que no culpa a China ni a ningún otro país por tomar ventaja de lo que él mismo llamó “débiles leyes comerciales” de Estados Unidos. “Ojalá las administraciones anteriores en mi país hubieran visto lo que estaba sucediendo y hubieran hecho algo al respecto. No lo hicieron, pero yo sí”, señaló sobre ese tema.

Una de las primeras decisiones que tomó Trump al llegar a la Casa Blanca fue decretar la salida de su país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), en sintonía con su rechazo al multilateralismo. Se esperaba que durante la cumbre, el resto de los Estados miembros firmara el acuerdo que ha estado bajo negociación con el objetivo de hacerlo reflotar luego de la salida de EE.UU.. Sin embargo, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, presentó observaciones que congelaron por ahora la firma.

Con un mensaje completamente opuesto al de Trump, el Presidente de China, Xi Jinping, se dirigió a los miembros de Apec y se alzó como el defensor de la globalización, la apertura económica y la lucha contra el cambio climático.

“Deberíamos apoyar una visión multilateral del comercio que permita a los miembros en desarrollo obtener un mayor beneficio del comercio y la inversión”, dijo Xi, sin responderle directamente a Donald Trump.