*

Mundo
Compartida
Actualizado el 14/11/2017
Estás leyendo:Trump pone fin a su gira por Asia sin resultados concretos y con polémica

Trump pone fin a su gira por Asia sin resultados concretos y con polémica

Autor: Cristina Cifuentes

El mandatario calificó el viaje de fructífero, porque según él logró avances en temas comerciales. Su visita a China y la controversia por la intervención rusa en las elecciones marcaron el largo viaje.

Es la gira más larga que el Presidente estadounidense, Donald Trump emprendió desde su arribo a la Casa Blanca en enero pasado. En 12 días recorrió cinco países de Asia y para algunos analistas se trató de un viaje en el que el mandatario pudo colocar su “amplia visión para preservar la paz y la prosperidad en una enorme y dinámica región crítica de los intereses de Estados Unido”. Trump dijo ayer en Manila que había logrado avances significativos en temas comerciales durante un “fructífero” viaje asiático, en el cual los gobiernos desplegaron alfombras rojas “como nadie ha visto”.

El gobernante estadounidense, que emprendía hoy su viaje de regreso a Estados Unidos, no dio, sin embargo, detalles de sus logros en materia comercial durante una gira que lo llevó a Japón, Corea del Sur, China y Vietnam antes de una última escala en la capital de Filipinas.

Estos son los principales temas tratados por Donald Trump durante esta gira la gira.

China

Para los analistas su parada por Beijing fue la más decidora de su gira. “Fue el lugar donde las cosas salieron un poco diferente para Trump”, señaló la cadena BBC. Esto porque si bien fue recibido con mucha pompa y ceremonia, no fue el Presidente Xi Jinping quien no escatimó en elogios para su invitado, sino que ocurrió lo contrario. Incluso el mandatario estadounidense puso un video en el que mostraba a su nieta cantando en mandarín. Dijo que Xi era un “hombre muy especial” y le indicó que “su pueblo estaba muy orgulloso de él”.

Para el New York magazine, el fracaso de Trump en poner sobre la mesa preocupaciones específicas sobre comercio o seguridad cuando estuvo en la capital china y su extravagante alabanza a los gobernantes chinos ha puesto a la región en un mini frenesí. “Fue un enorme regalo para los chinos”, dijo el analista Ian Bremmer en Twitter.

En todo caso, advierte la BBC, algunos expertos quedaron sorprendidos con el ofrecimiento de Trump para mediar en la disputa por el Mar de China Meridional (territorio que China reivindica como propio). La cadena recordó que aun cuando Estados Unidos no ha tomado posición en la disputa, ha insistido en el derecho a la libertad de navegación, molestando a China.

“Estratégicamente no parece haber ninguna circunstancia bajo la cual Estados Unidos querría que China dominara militarmente esta zona”, dijo la BBC. En una columna en el sitio The Diplomat, el experto en Asia, Patrick Cronin señaló que “el nuevo foco en Washington es asegurar que Estados Unidos mantenga su ventaja competitiva frente a la dura y creciente competencia con China”.

Putin

Era uno de los encuentros más esperados. Los rusos habían adelantado que el Presidente Vladimir Putin y su homólogo estadounidense tendrían una reunión en Vietnam el fin de semana pasado, en el marco de la cumbre del APEC. Si bien no se produjo una cita oficial, ambos conversaron informalmente al margen de la cumbre en Da Nang. Uno de los temas ineludibles fue la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el año pasado.

El sábado, Trump dijo que le creía a Putin cuando éste le comentó que no estuvo detrás de esta interferencia. Estas declaraciones provocaron molestia en la comunidad de inteligencia, especialmente la CIA y llevó a que su director, Mike Pompeo, saliera a respaldar su informe de inteligencia en el que se asegura que Rusia intervino en las elecciones.

Ante esto, Trump tuvo que retractarse y luego señaló que le cree a las agencias de inteligencia de su país.

Pero también afirmó que cree en la sinceridad de Putin cuando dice que Moscú no hizo tal cosa. “Yo estoy con nuestras agencias”, sostuvo el domingo en Vietnam.

Corea del Norte

Este fue el tema principal en esta gira. De hecho, Trump dijo el domingo que su homólogo chino Xi aceptó endurecer las sanciones contra Corea del Norte en respuesta al programa nuclear desarrollado por Pyongyang.

El diario The New York Times señaló que hasta ese día, Trump había sido cuidadoso de no hacer declaraciones personales sobre el líder norcoreano, Kim Jong Un. Pero después de su discurso en Seúl en el que mencionó la brutalidad del régimen, Corea del Norte lo describió como un “hombre lunático”.

Entonces, Donald Trump reaccionó con indignación. “¿Por qué Kim Jong Un me insulta llamándome ‘viejo’ cuando yo JAMÁS lo llamaría enano y gordo”, dijo en su cuenta en Twitter.

El diario señaló que en sus comentarios, Trump mantuvo su ambivalencia respecto de Kim. Así como lo ha alabado por consolidar el poder en su poder a tan corta edad, también lo ha ridiculizado al llamarlo “hombrecito cohete”.

Duterte

Trump elogió repetidamente al Presidente filipino Rodrigo Duterte, llamándolo por su nombre, compartiendo un chiste sobre los medios de comunicación e incluso elogiando el clima de Manila. Lo que no hizo fue lo que muchos predecesores han hecho antes: subrayar las violaciones de los derechos humanos. Para Phelim Kine, de Human Right Watch Asia, consultado por la cadena CNN, esta incongruencia es un triunfo para los líderes filipinos, porque le permite a Manila poner esta reunión como una validación a su polémica lucha contra el crimen.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital