*

Mundo
Compartida
Actualizado el 06/08/2016
Estás leyendo:Trump y Clinton salen a la caza de los indecisos e independientes

Trump y Clinton salen a la caza de los indecisos e independientes

Autor: María Paz Salas

Al menos el 11% de los votantes aún no sabe por quién votará en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. Los votantes independientes alcanzan un 44% del electorado y los candidatos deberán apelar a ellos.

Trump y Clinton salen a la caza de los indecisos e independientes

El 11% de los votantes estadounidenses aún no sabe por quién votarán en las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre, según la revista Time.  Son los indecisos, quienes además tienen una característica común: sienten aversión tanto por el candidato republicano, el magnate Donald Trump, como por la aspirante del Partido Demócrata, la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton.  

Ambos candidatos estarán apelando a ellos en los tres meses que quedan de la  campaña por la Casa Blanca. 

Esto, porque según los analistas, son los indecisos los que podrían definir quien será el reemplazante de Barack Obama a partir de enero.

Según una encuesta de la cadena CBS, uno de cada cinco indecisos es un votante que aún puede ser persuadido sin mayores dificultades. 

Algunos de estos indecisos están dentro de los llamados votantes independientes, es decir los que no están afiliados a ningún partido político, un grupo que ha crecido con respecto a los votantes de elecciones pasadas. 

Según una encuesta Gallup, cuando el actual mandatario Barack Obama llegó a la Presidencia en 2009, un 36% de los votantes se identificaba como demócrata, un 30% como republicano y 33% como independiente. 

En estos momentos, los demócratas corresponden al 28% del electorado y los republicanos al 27%. En cambio, los independientes llegan a un 44%. 

“En una elección reñida, los independientes podrían tener gran importancia”, dice a La Tercera el analista político de la Universidad de Princeton, Julian E. Zelizer.

Pero los dos principales candidatos se posicionan también como los políticos más impopulares de la historia. Incluso, según el portal político FiveThirtyEight, un 70% de los ciudadanos no cree que ni Clinton ni Trump sea lo suficientemente “honesto” o que entregue la suficiente confianza. Un hecho no menor. Esto pone a los indecisos e independientes en una situación especialmente difícil. 

“Los votantes indecisos no tienen claridad de cómo votar en una elección particular. En este caso y ya que las opciones tienen tantas percepciones negativas en cada lado, muchas personas están teniendo dificultad para tomar una decisión”, explicó a La Tercera John Allen Williams, analista político de la Universidad Loyola de Chicago.

Ambos candidatos tienen  sus propios desafíos y particularidades frente a estos votantes. Luego de una serie de polémicas que dejó la Convención Republicana, Trump está cada vez más solo y aislado dentro de su propio conglomerado, por lo que muchos de los indecisos podrían inclinarse hacia Hillary Clinton en los próximos días. 

Se espera también que muchos republicanos empiecen a optar por la candidata demócrata en vez de elegir al candidato de su propio partido debido al particular perfil de Trump. “Lo que va a ser interesante es ver si habrá un número significativo de votantes republicanos que se cambiaran hacia Clinton”, comentó Zelizer.

Por su parte, Hillary tendrá que apelar sobre todo a quienes votaron por Bernie Sanders en las primarias. Muchos de ellos, bajo el lema “Bernie or Bust”, aún no se decantan por Clinton.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital