*

Deportes
Compartida
Actualizado el 08/05/2017
Estás leyendo:El último futbolista fiel

El último futbolista fiel

Autor: Carlos Tapia A.

Cometiendo una infidencia, Monchi reveló que Francesco Totti, el histórico capitán de la Roma, se retira al final de la temporada. La siguiente es la historia de fidelidad del 10 con su escuadra y otros reconocidos ejemplos en el mundo, algo que ya no se da en el fútbol de hoy.

El último futbolista fiel

El último gran ídolo del fútbol italiano dirá adiós. Durante la semana pasada se hizo pública la noticia que cualquier hincha de la Roma no quería escuchar, aunque un día tenía que confirmarse: el retiro de Francesco Totti.

Fue el nuevo director deportivo de la institución, el español Monchi, quien cometió una infidencia al revelar esa información. “Quiero pedir estar lo más cerca posible en el futuro con Francesco para aprender de él lo que es la Roma y que me enseñe el uno por ciento de lo que sabe. Así yo sería muy afortunado”, dijo el ex dirigente del Sevilla.

Una carrera de 24 años con la misma camiseta, esa misma que llevó impregnada en la piel, como si fuera un tatuaje. La trayectoria del jugador con el elenco de la capital italiana es tan extensa como explosiva. Debutó en 1993, al año siguiente hizo su primer gol con los giallorossi y en 1998 ya es nombrado capitán del equipo. De incipiente figura a estandarte, el mismo que guió al equipo al título de la Serie A en el 2001.

En medio de su vida deportiva tuvo chances de cambiar de aire. Una concreta fue en el 2003, cuando el Real Madrid lo tentó. Pero Totti dijo que no. En el 2004 se convierte en el goleador histórico de la Roma, anotando su gol 107. En el 2013, queda como el segundo mayor artillero del Calcio. Suma 250 tantos, detrás de los 274 de Silvio Piola. La figura se instalaba en el sitial de las leyendas.

En una entrevista con el diario local Il Messaggero, el presidente de la Roma, el millonario estadounidense James Pallotta, dio a entender que Totti será el próximo entrenador del equipo, aunque no hay claridad respecto al futuro del deportista, quien en septiembre cumple 41 años. El jugador prefiere mantener, por ahora, la cautela. “Al final del campeonato lo sabrán”, dijo el viernes, eludiendo hablar del tema (amagando como en sus mejores tiempos), mientras veía un partido de básquetbol con sus compañeros. Si la revelación de Monchi se transforma en realidad, el último partido de Totti será el 28 de mayo, frente al Genoa, en el Estadio Olímpico de Roma. El escenario propicio para darle la mejor despedida posible.

Ayer, en la victoria de los capitalinos por 1-4 sobre el Milan, Totti se quedó en la banca. No obstante, hasta los hinchas contrarios se acordaron del campeón del mundo en Alemania 2006, una muestra de la transversalidad de su imagen. Una facción de la barra del Milan, llamada Curva Sud, mostró un lienzo para el 10 de la Roma. “La Sud rinde homenaje al rival Francesco Totti”, decía el mensaje.

Un caso como el de Totti es escaso para el fútbol de hoy, con una competencia completamente globalizada, que tiene transferencias al por mayor, con inversiones astronómicas. Los cambios de equipo están a la orden del día. El julio del año pasado, luego de concretarse el millonario fichaje de Gonzalo Higuaín por la Juventus, el capitán romano declaró: “No hay muchos jugadores que sigan a su corazón. Si yo hubiera pensado en el dinero, habría dejado la Roma hace diez años. Para mí, lo importante es la pasión, no el dinero. Siempre amé estos colores y siempre quise vestir esta camiseta”.

Sin tapujos. Así de claro.

Otras leyendas

La pasión por una camiseta, el erigirse como un referente de un equipo, no es el exclusivo estatus de Il Capitano. Revisando casos similares al de Totti, remitiéndose a jugadores que se hayan retirado en el siglo XXI en el fútbol mundial (para estrechar un amplio espectro), podemos encontrar a otras leyendas.

Una de las más icónicas es Paolo Maldini. Es, junto a Franco Baresi, uno de los estandartes históricos del Milan. Durante 24 años llevó consigo la camiseta de los rossoneri. Es, por lejos, quien ha jugado la mayor cantidad de partidos con la escuadra que ya dejó de ser propiedad de Silvio Berlusconi. Acumuló 902 presentaciones. Hoy, la vida de Maldini sigue ligada a la actividad, ya que fundó en el 2015, junto al empresario Riccardo Silva, el Miami FC, club que milita en la segunda categoría de Estados Unidos.

En un análisis de estas características, no puede quedar fuera Ryan Giggs. El galés es parte fundamental de la historia del Manchester United, ganando 36 trofeos con los Diablos Rojos (31 locales y cinco europeos e internacionales). Es nada menos que el deportista con mayor cantidad de encuentros jugados con el United: 963. En este apartado, supera a otras glorias como Sir Bobby Charlton (758) y Paul Scholes (718). Hoy es técnico y espera una nueva oportunidad para dirigir, luego de su paso como interino en los de Manchester tras el amargo paso de David Moyes, en 2014.

En Chile son varios los casos como el de Totti, Maldini o Giggs, aunque más atrás en el tiempo. Uno es el de Manuel Pellegrini, quien sólo defendió la camiseta de la U en su carrera de futbolista, entre 1973 y 1986. Por Colo Colo, se puede destacar a Caupolicán Peña (entre 1951 y 1962) y a Raúl Ormeño (1975 y 1991). El más reciente, y por cierto uno de los más representativos, es el de Mario Lepe. El histórico capitán de Universidad Católica defendió al elenco de la franja desde 1982 hasta el 2000, cuando dejó los botines.

Muchas carreras, pero con un denominador común: una sola camiseta. A la larga, se trata de una historia de amor.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital