*

Cultura
Compartida
Actualizado el 10/08/2010
Estás leyendo:Un “ácido” Mario Toral lanza su autobiografía

Un “ácido” Mario Toral lanza su autobiografía

Autor: Jorge Letelier

Toral en el país de las maravillas se llama el libro recién editado con que el pintor ironiza con ilustraciones y textos sobre temas que lo han marcado.

Un “ácido” Mario Toral lanza su autobiografía

Toral en el país de las maravillas es el sugestivo nombre del nuevo libro del pintor Mario Toral. Se trata de ilustraciones que resumen su carrera más allá de sus obras tradicionales, en una publicación de 256 páginas y gran formato. Un esfuerzo importante que llega en el año Bicentenario. O sea, se trataría del aporte del pintor al cumpleaños del país.

“No. Porque encuentro el Bicentenario una cosa cosmética. Se quiere darle una importancia porque se va a inaugurar un edificio o algo así, pero para mí celebrar el Bicentenario sería eliminar la pobreza, esa sí que sería una celebración. Festejar este onomástico es de almanaque, es una cosa de la superficie, no tiene nada que ver con mi libro”, dispara.

Aclaradas las cosas, el pintor cuenta que el eje que cruza este trabajo editado por Ocho Libros y que será lanzado el 26 de agosto en la Corporación Cultural de Las Condes (con Oscar Hahn, Pedro Lastra y Antonio Skármeta de presentadores), es recoger los temas que más le interesan desde una perspectiva lúdica, aunque eso no significa necesariamente que sus páginas destilen amabilidad.

“Es una especie de autobiografía vista desde el absurdo diario”, cuenta. “Uno a veces se acostumbra a lo cotidiano pero esta tiene una increíble dosis de surrealismo que la hace banal, por ello el título de la obra pero siempre desde una mirada sarcástica, irónica”.

El libro tiene cinco “capítulos” donde Toral ilustra lo que le gusta o disgusta de los temas en cuestión: Erotismo, Moda, Religión, Disparates y los dos 11 de septiembre, el de 1973 y del 2001. Se trata de textos cortos escritos con sorna y picardía. Anote este: “En el comienzo del mundo todo era bello, los hombres y mujeres andaban desnudos, la naturaleza vivía en eterna primavera, las hojas no caían, la lluvia y la nieve no caían y los senos de las mujeres tampoco caían”, escribe Toral en La Moda.

En el capítulo dedicado a la Religión, el pintor apunta que “La parte económica de la religión ha sido hábilmente conducida y vemos que en la España catoliquísima el perdón de algunos pecados y la pena del infierno eran disminuidos con la compra de indulgencias y una amnistía total por una gruesa suma de dinero o entrega de propiedades a la Iglesia”.

Las ilustraciones que componen el libro (que en noviembre llegarán al MAC para una muestra individual) fueron hechas por Toral hace bastante tiempo, y muchas de ellas fueron parte de la revista Araucaria que dirigía Volodia Teitelboim en el exilio y que reunió a parte importante de artistas y creadores nacionales. El 11 de septiembre, como es presumible, marcó la obra y vida del pintor y también se deja sentir en las páginas de Toral en el país de las maravillas: “Lo que a mí me hizo cambiar en mi forma de mirar fue el Golpe Militar. Lo anterior mío era más romántico, como lo que hice con las ilustraciones de 20 poemas de amor”, cuenta. 

“Después quise cambiar, mostrar el cuerpo, el músculo, la gente que lucha, el elemento que oprime”, explica. No deja de ser paradójico que mientras en 1973 el pintor se encontraba en Nueva York y supo por un diario tirado en el suelo que Allende había muerto, para el 11 de septiembre del 2001 fue testigo privilegiado de la tragedia. 

“Un día me asomo a la ventana de mi taller de la calle 17 y veo mucha gente en la Quinta Avenida. En el libro hay fragmentos en que narro cuando cae el avión, estalla, veo a la gente cayendo”, cuenta. “Se trata de un país tan poderoso que terminó en la más completa fragilidad, y que cambió al mundo”, reflexiona.

Desde entonces, el tema de la violencia y las guerras lo ha marcado. Recuerda que para su exposición del año 2000, Aleluya.com, se dio el trabajo de recopilar las guerras que estaban ocurriendo justo al momento del cambio de milenio. “En ese momento habían 23 guerras reales”, recuerda, “y un optimismo falso en el nuevo milenio, con esa idea del hombre nuevo”.

Parece ser una autobiografía amarga, esta de Toral. Si dispara contra esto y lo otro, ¿qué queda entonces? “Cuando uno es más maduro, es más exigente, y eso se tiene que plasmar”, responde, y recuerda el momento en que un amigo leyó los textos y le preguntó: “¿Estás en contra de los políticos, estás en contra de la pedofilia y la Iglesia, estás en contra de la moda, del erotismo, entonces, quién te va a comprar el libro?

“Mira”, le contesté. “Lo van a comprar las víctimas de esas cosas, del poder, de la política, de la Iglesia. Son bastantes”. 

Y deja una definición para el final. “Es un libro joven e irreverente. No es como la imagen que se tiene de mis cuadros, como algo bello y lúdico”.

Toral en el país de las maravillas

Ocho Libros Editores

256 páginas

Precio aproximado: $30.000

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital