*

Deportes
Compartida
Actualizado el 18/06/2017
Estás leyendo:Una maravilla en Chile

Una maravilla en Chile

Autor: Matías Alarcón

El Challenger de Santiago II fue elegido entre los 10 mejores torneos del circuito en la categoría. La opinión de jugadores, clave para el reconocimiento.

Una maravilla en Chile
Una toma aérea del torneo en octubre de 2016. Foto: Jim Rydell.

Buen nivel de tenis, gran comodidad para los jugadores, un paisaje con la Cordillera de Los Andes de fondo, como ícono de la capital de Chile, y la opinión positiva de los jugadores, fueron suficientes para que el Challenger de Santiago II fuera reconocido dentro de los 10 mejores torneos en la categoría a nivel internacional.

La gran noticia se conoció a través del sitio web oficial de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) el sábado pasado y ubicó al campeonato como el mejor a nivel sudamericano por sobre los challengers desarrollados en Argentina, Brasil o Colombia. El top 10 contempla eventos en China, Estados Unidos, México, Inglaterra, Italia, Eslovenia, Alemania y Nueva Caledonia.

“La hospitalidad del evento es tan impresionante como los picos que mantienen la región”, publicaba la web oficial sobre el torneo, que sólo lleva dos ediciones y tiene como actual campeón al argentino Máximo González.

Desde la organización, a través de Catalina Fillol directora del torneo, la noticia llega en un buen momento con miras a lo que será la tercera aparición en el calendario de noviembre: “El haber recibido este reconocimiento por parte de los jugadores de la ATP como uno de los 10 torneos challengers más atractivos del circuito y ser el único de Sudamérica, nos llena de orgullo”, reconoce. Y añade: “Es un premio a nuestro trabajo como organización, así como un reconocimiento al entorno y al ambiente que ofrecemos tanto a los jugadores como al público que asiste”.

El español Arnaud Bruger, tour manager de los challengers y que asistió en 2016 al torneo, se deshace en elogios: “La familia Fillol, con Catalina al frente, forma un gran equipo, y la hospitalidad que ofrece a los jugadores es excelente. Esperemos que podamos seguir disfrutando de este torneo muchos años porque es sin duda uno de los mejores challengers de Sudamérica”, asegura.

La clave para encumbrar el torneo a un nivel internacional está en los genes tenísticos de los organizadores. Catalina Fillol es hija del histórico tenista chileno Jaime Fillol y tía de Nicolás Jarry, actual raqueta 1 de Chile. De allí que el torneo centra sus esfuerzos en entregarle todas las facilidades para los requerimientos de los tenistas. Un espíritu que busca posicionar al tenis chileno dentro de la alta competencia a nivel mundial.

Ejemplo claro fue el asado que se organizó en 2016 con todos los jugadores y sus respectivos entrenadores, con el objetivo de hacer sentir como en casa a los deportistas. Comprender las necesidades de los tenistas es algo clave para Catalina Fillol: “Como torneo, nuestro principal sello es que venimos de una familia ligada al tenis y por lo mismo tratamos a los jugadores de una forma especial. La pasión y cariño por lo que hacemos es reconocida por ellos”.

El 13 de noviembre se desarrollará la tercera edición del Challenger de Santiago II. Hoy el tenis chileno tiene con qué competir a escala mundial.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital