*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 12/10/2017
Estás leyendo:Universidades y Estado

Universidades y Estado

SEÑOR DIRECTOR

Encabecé los procesos de solución de dos casos de universidades fallidas. La Universidad de Temuco, en base a la cual la Universidad Mayor estableció en 1999 su sede en esa ciudad y la Universidad San Andrés, en base a la cual la Universidad Autónoma de Chile, nacida en Temuco, se estableció en 2003 en Santiago. En ambos casos el Estado no gastó un solo peso en resolver el drama de alumnos y profesores, y hoy sus egresados aportan competencias adquiridas en universidades privadas exitosas por su conducción seria y responsable.

Traigo a colación estos casos en que actuó el mercado, frente a los de las fallidas universidades del Mar y Arcis -a las que se agrega la Iberoamericana y otras mal administradas que se sumarán- en las que se ha involucrado innecesariamente al Estado y su burocracia, despilfarrando dinero de nuestros impuestos que hacen falta para fines socialmente mucho más urgentes.

Yerko Torrejón Koscina

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital