*

Cultura
Compartida
Actualizado el 28/09/2015
Estás leyendo:Ute Lemper: “Siempre vuelvo a Neruda”

Ute Lemper: “Siempre vuelvo a Neruda”

Autor: Francisca Babul

La cantante alemana se presenta hoy en el Teatro Nescafé con el show Ultimo Tango en Berlín.

Ute Lemper: “Siempre vuelvo a Neruda”

Treinta y tres años de carrera en un solo espectáculo. La cantante y actriz alemana Ute Lemper (1963)regresa a Chile con Ultimo Tango en Berlín, una especie de retrospectiva donde interpreta las canciones que han marcado su vida en su paso por París, Londres, Buenos Aires y Nueva York. Creadores como Bertolt Brecht, Kurt Weill, Astor Piazzolla, Charles Bukowski, Edith Piaf y Pablo Neruda concurren en un show tan ecléctico como autobiográfico. 

Hija de una cantante de ópera, Ute Lemper nació en Münster, Alemania. Estudió piano y ballet en la Academia de Danza de Colonia y, luego, teatro clásico en la escuela Max Reinhardt de la Universidad de Viena. Desde joven cantó en bares de jazz y hasta fundó un grupo de punk: The Panama Drive Band. En 1983 Andrew Lloyd Webber -autor de los musicales más emblemáticos de Broadway- la selecciona para integrar el elenco de Cats en la producción vienesa. Desde entonces, es una de las principales musas del teatro europeo: protagonizó Peter Pan en Berlín; interpretó a Sally Bowles en Cabaret (premio Molière a la mejor actriz); estrenó elballet La Morte Subite en París; Pina Bausch la reclutó para su obra Kurt Weill Revue y en 1990 celebróla caída del muro junto aRoger Waters en The Wall Live in Berlin. También ha incursionado en el cine. Inolvidable es su aparición en Prêt à Porter (1994), de Robert Altman, donde desfila por una pasarela embarazada de su primer hijo, desnuda. 

Dueña de una personalidad seductora -y una particular voz que mezcla registros sopranos y contraltos- es considerada la mayor heredera de Kurt Weill, Bertolt Brecht y Marlene Dietrich, bastiones del arte alemán. Hasta la fecha ha editado más de 20 discos, donde no sólo rescata la cultura de su país. 

El año pasado publicó el álbum Forever: The Love Poems of Pablo Neruda, una recopilación de 12 textos del Nobel interpretados en inglés, español y francés. “Leí por primera vez a Neruda en los años 70, en el colegio. Pero de adulta lo re-descubrí. Hace cinco años, cuando giré con el show de homenaje a Piazzolla, me sumergí en el mundo latinoamericano y quise dedicarle un espectáculo”, afirma Lemper a La Tercera. “Siempre vuelvo a Neruda. Por alguna razón me sentí más inspirada por sus poemas de amor que por su trabajo político. En ellos vislumbro la mentalidad del exilio. Para él el amor era algo tan imposible como la justicia o la libertad”. 

Lemper se define como “una ciudadana del mundo”. Por ello, las influencias musicales del disco son universales. “Algunas canciones tienen un toque chileno gracias a la participación del músico Freddy Torrealba en el charango. Otras siguen la línea del tango, del jazz o de la chanson francesa. Soy una artista internacional, al igual que Neruda”. 

Ultimo Tango en Berlín, su espectáculo más reciente -que debuta esta noche en el Teatro Nescafé de las Artes-, contempla dos canciones del disco a Neruda. Además, incluye homenajes al compositor argentino Astor Piazzolla; al escritor Charles Bukowski y a Edith Piaf, quien cumpliría 100 años este 2015.  Uno de los momentos más emotivos del show coincide con su personal tributo a los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de los prisioneros de los campos de concentración. Se trata de dos canciones escritas por ella en Auschwitz tras una larga investigación. 

Todo este viaje comienza, sin embargo, con la especialidad de la casa: el repertorio de Brecht y Weill y las canciones del cabaret de Berlín. En este bloque revive los años de la república de Weimar y la libertad creativa del período de entreguerras. “Toda la cultura fue aplastada por el nazismo. Alemania nunca más fue lo mismo. Esa nostalgia se nota en mi trabajo”. Y finaliza: “Soy una artista alemana, pero no me acomoda vivir en mi país. Allí se respira un ambiente estricto que va contra mi libertad de espíritu. Tampoco me siento estadounidense. Soy una europea que adora vivir en Nueva York”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital