*

Cultura
Compartida
Actualizado el 05/12/2010
Estás leyendo:Vargas Llosa triunfa con libro más vendido en Feria de Guadalajara

Vargas Llosa triunfa con libro más vendido en Feria de Guadalajara

El escritor hispano peruano vendió en torno al millar de ejemplares de "El sueño del celta" en los nueve días de la feria, la mayor cita editorial del mundo hispano.

“El sueño del celta”, del Nobel Mario Vargas Llosa, se erigió este año en lo más alto del trono de las ventas de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), cuya XXIV edición concluye este domingo tras nueve días con una ligera alza de público, hasta los 612.000 asistentes. 

Con el escritor hispano peruano a punto de recoger el Nobel de Literatura, su último libro, presentado recientemente, ha vendido en torno al millar de ejemplares en los nueve días de la feria, la mayor cita editorial del mundo hispano con un despliegue de 375.000 títulos. 

Vargas Llosa tenía previsto asistir a la FIL, de la que es asiduo participante -el año pasado vino para presentar una exposición sobre su vida y obra- pero sus obligaciones con el Nobel le obligaron a cancelar su viaje a Guadalajara. El autor envió sus disculpas y pidió ser invitado en la próxima edición. 

Otros títulos que han triunfado en la feria son “El asedio”, de Arturo Pérez-Reverte (agotado), “Arrebatos carnales II”, de Francisco Martín Moreno, “El laberinto de Praga”, de Umberto Eco, “El retorno de los Tigres de la Malasia”, de Paco Ignacio Taibo II, y novelas del mexicano Carlos Fuentes, el colombiano Gabriel García Márquez y el propio Vargas Llosa. 

En lo relativo a no ficción, uno de los libros más vendidos y comentados ha sido “Los señores del narco”, de la periodista mexicana Anabel Hernández, que descubre y fundamenta el entramado de corrupción compartido por políticos y barones de la droga en México. 

La reportera -que fue Premio Nacional de Periodismo- denunció, a raíz de la publicación del libro, un presunto plan para asesinarla por orden del ministro de Seguridad Pública, Gerardo García Luna, y tuvo que abandonar la FIL para solicitar protección ante la fiscalía. 

En rueda de prensa, el presidente de la FIL, Raúl Padilla, se congratuló por las cifras recogidas este año por el certamen, que indican un ligero incremento de los visitantes (de 608.000 hasta 612.000) y con resultados positivos en cuanto a las ventas de las casi dos mil editoriales presentes en Guadalajara. 

“A futuro el gran reto es mantenernos como estamos”, apuntó, en puertas de que la feria cumpla sus bodas de plata “como la más grande del mundo en lengua hispana”. 

Según las estimaciones de la organización, las ventas de libros se situaron entre los 33 y los 35 millones de dólares. Tusquets, por ejemplo, aumentó sus ventas una cuarta parte respecto al año anterior. 

Entre los autores que han pasado por los nueve días de literatura han estado el Nobel francés Jean Marie Le Clézio, quién impartió una conferencia magistral, los Premios Cervantes Antonio Gamoneda (España) y Juan Gelman (Argentina), el chileno Ricardo Piglia, la colombiana Laura Restrepo, el director de cine mexicano Guillermo del Toro y Arturo Pérez-Reverte. 

El mexicano Carlos Fuentes, uno de los mascarones de proa de la FIL (siempre presenta en ella sus libros), canceló a última hora su participación, por una emergencia familiar. 

En total han sido quinientos los escritores que han participado en la feria, donde han destacado actos como el homenaje al fallecido José Saramago y una histórica reunión de las 22 Academias de la Lengua Española, principalmente para promulgar de forma oficial varios cambios en el idioma. 

Quien se marcha con un excelente sabor de boca es la invitada de honor, la región española de Castilla y León, cuya contribución como cuna del español llevó hasta la FIL a un centenar de literatos, capitaneados por Gamoneda. 

Entre ellos, por ejemplo, se situaron el Premio Nacional de Poesía Juan Carlos Mestre y los novelistas Gustavo Martín Garzo y Luciano González Egido. 

“Es como un sueño del que no se quiere despertar”, dijo a cuenta del paso por la FIL el viceconsejero de Cultura de la región, Alberto Gutiérrez Alberca. No faltó tampoco el recuerdo a los grandes de la literatura castellanoleonesa ya fallecidos, como Miguel Delibes, Gonzalo Torrente Ballester y Francisco Umbral. 

Las autoridades de la región, que estuvieron acompañadas en la FIL por la ministra española de Cultura, Ángeles González-Sinde, estiman que su participación en la feria arroje en los próximos cuatro años unos beneficios tasables en 15,5 millones de euros. 

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital