*

Mundo
Compartida
Actualizado el 14/11/2017
Estás leyendo:Venezuela busca apoyo financiero en Rusia tras caer en default parcial

Venezuela busca apoyo financiero en Rusia tras caer en default parcial

Autor: María Paz Salas

Luego de que no cancelara US$ 200 millones en sus bonos globales, el país entró en cesación de pagos según la calificación de la agencia Standard & Poor’s. Caracas y Moscú firmarían hoy un acuerdo para reestructurar la deuda venezolana. Maduro había dicho el domingo que su país nunca caería en default.

Venezuela busca apoyo financiero en Rusia tras caer en default parcial
Un grupo de personas espera afuera de un supermercado para comprar alimentos básicos, el viernes en Caracas. Foto AFP.

“El default nunca llegará a Venezuela”, aseguró el domingo el Presidente Nicolás Maduro en momentos en que crecía el riesgo de que su país entrara en una suspensión de pagos de su deuda externa.

A pesar del optimismo del mandatario venezolano, el país entró hoy en default parcial luego de no cumplir con el pago de US$ 200 millones en sus bonos globales, según informó la agencia Standard & Poor’s (S&P), que anunció su decisión luego de que se cumplieran los 30 días de gracia para que el país pagara el cupón de bonos correspondiente a 2019 y 2024.

Caracas debía saldar esa deuda el lunes. Ese día, el gobierno se reunió con sus acreedores, a quienes no ofreció un plan concreto para renegociar la deuda soberana y de la petrolera Pdvsa, que asciende a US$ 150.000 millones. A comienzos del mes, el mandatario anunció que buscaría “refinanciar y reestructurar” la deuda, debido a una “persecución financiera” liderada por Washington.

Según detallaron fuentes cercanas a los tenedores de bonos venezolanos citadas por la agencia EFE, la reunión habría durado alrededor de media hora sin que los emisarios del gobierno chavista presentaran una propuesta concreta. Uno de ellos fue el Vicepresidente Tareck el Aissami, que responsabilizó a las sanciones financieras de Estados Unidos de las dificultades del ejecutivo para pagar.

No fue el único golpe económico que recibió el chavismo. La agencia Fitch colocó a la petrolera Pdvsa en “default restrictivo” por el retraso de dos bonos que debía pagar el viernes.

La situación deja a la precaria economía de Venezuela incluso más cerca del abismo. En lo que queda de 2017, el país tiene otros dos vencimientos por unos US$ 1.470 millones y el año que viene, también debe pagar unos US$ 8.000 millones.

Por eso el gobierno de Maduro buscará ahora apoyarse en Rusia para la supervivencia de su economía. Ambos países esperan hoy firmar en Moscú un acuerdo para la reestructuración de la deuda venezolana. Según Rusia, la reestructuración será de US$ 3.000 millones.

Con la pérdida de aliados regionales, el gobierno de Vladimir Putin se ha convertido en los últimos años, en uno de los grandes aliados económicos de Venezuela. De hecho, Maduro visitó Rusia a comienzos de octubre pasado.

A fines de 2011, Moscú le concedió un crédito de US$ 4.000 millones para la compra de armamento, que Caracas devolvió hasta marzo de 2016, momento en el que comenzaron los retrasos.

Según estimaciones de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional venezolana, la deuda total del país con Moscú asciende a US$ 15.000 millones.

La embajada de Venezuela en Moscú convocó a una conferencia de prensa en la que “dos altos cargos del gobierno venezolano” ofrecerán a los periodistas los detalles de la reestructuración.

El gobierno venezolano aseguró hoy que inició el pago de los intereses de su deuda soberana, así como los de la petrolera Pdvsa, a pesar de lo anunciado por las agencias calificadoras.

“Estamos refinanciando la deuda externa. Somos buenos pagadores y a pesar de lo que digan las calificadoras de riesgo, el Departamento del Tesoro, la Unión Europea y Donald Trump (…) nos tienen sin cuidado, vamos a pagar”, aseguró el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital