*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 14/05/2016
Estás leyendo:“Veto antiempleo, antimujer y antijoven”

“Veto antiempleo, antimujer y antijoven”

Autor: La Tercera


Señor director:

El 11 de mayo, Andrés Velasco planteó en columna publicada por La Tercera, que la supresión de los pactos de adaptabilidad en el proyecto de reforma laboral significaría un perjuicio a trabajadoras y jóvenes.

Tal afirmación es cuestionable en cuanto los pactos de adaptabilidad en el actual modelo normativo de relaciones laborales significarían un retroceso a los derechos de los trabajadores, dado que plantean disminuir los esmirriados mínimos de las actuales normas laborales en lo referido a la limitación de tiempos de trabajo, a disminuir o eliminar las exigencias en la adopción de un sistema excepcional de jornada, y al acuerdo de horas extraordinarias y de jornada pasiva.

Además, la procedencia de este pacto se sujetaría a un acuerdo de empresa respecto del cual no se ha garantizado una negociación en igualdad de condiciones, toda vez que el proyecto sólo exige que en la empresa haya un 30% de trabajadores sindicalizados, pudiendo adoptarse tal acuerdo con una o varias organizaciones sindicales, y con el agravante de que el empleador pueda imponer esos pactos a los demás trabajadores.

Es cierto que en otros sistemas proceden los pactos de flexibilidad, pero ello es con sindicatos fuertes a nivel nacional y de rama, por lo que se plantea una relación de horizontalidad frente al empresariado. Eso es al revés de lo que sucede en el sistema chileno, que después de atomizar al sindicato pretende desregular la normativa laboral a través de acuerdos que desconocen los mínimos legales señalados.

Irene Rojas Miño

Directora Centro de Estudios de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, Universidad de Talca

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital