La Tercera

El Viejito Pascuero ha muerto: Arqueólogos encuentran su verdadera tumba

Un equipo de arqueólogos en el sur de Turquía han anunciado el redescubrimiento de la tumba de un personaje mundialmente conocido: El Viejo Pascuero.

San Nicolás de Myra en oriente, o San Nicolás de Bari en occidente, era un obispo que vivió durante el s. IV y que llegó a tener un gran culto siendo muy popular en toda Europa, especialmente en Rusia, Grecia y también en Turquía.

De acuerdo a la historia, en vida fue sumamente generoso, dejando de lado su herencia para ayudar a los pobres y enfermos.

Según cuenta la historia, San Nicolás murió en el año 343 y fue enterrado en la iglesia de San Nicolás en Demre, Turquía. En 1087 unos comerciantes desenterraron sus huesos y los trasladaron de contrabando a Italia a la ciudad de Bari. Hoy en día este lugar es un sitio sagrado visitado por miles de cristianos que le rinden homenaje.

Los creyentes que visitan esta tumba, sin embargo, quizás le están rezando a la persona equivocada.

De acuerdo a un nuevo estudio del suelo de la iglesia de San Nicolás en Demre, todo indicaría que los comerciantes desenterraron los huesos equivocados, y que la tumba de San Nicolás junto a sus restos siguen en Turquía.

Tras realizar un escaneo digital de la superficie de la iglesia en Demre, los expertos encontraron un templo bajo la iglesia que nunca había sido descubierto. Ésta tumba, señalan, albergaría los verdaderos restos de San Nicolás.

“Creemos que este templo no ha sido dañado, pero es bastante difícil llegar pues hay mosaicos en el piso”, indicó el director de Monumentos de Antalya, Cemil Karabayram, al sitio Daily Sabah. Los restos robados por los comerciantes y que son venerados por miles en Italia corresponderían en realidad un sacerdote local de la iglesia.

Ahora expertos de ocho especialidades distintas se encuentran analizando cómo poder desenterrar el templo y los verdaderos restos de San Nicolás sin dañar los mosaicos.