*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 17/10/2016
Estás leyendo:Wikileaks denuncia que “una entidad estatal” le cortó internet a Julian Assange

Wikileaks denuncia que “una entidad estatal” le cortó internet a Julian Assange

El hecho se produce en un momento de tensiones justo antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y en medio de crecientes asperezas entre las potencias occidentales y Rusia.

Wikileaks denuncia que “una entidad estatal” le cortó internet a Julian Assange

La conexión a Internet del fundador de WikiLeaks Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, donde está refugiado, fue cortada por un ente estatal no identificado.

“La conexión a internet de Julian Assange fue cortada intencionalmente por un ente estatal”, se lee en un tuit publicado por Wikileaks.

Assange está refugiado en la sede diplomática de Quito en la capital británica desde hace más de cuatro años.

“Hemos activado planes alternativos apropiados”, señaló la organización.

El “corte” se produce en un momento de fuertes tensiones internacionales justo antes de las inminentes elecciones presidenciales en Estados Unidos y en medio de crecientes asperezas entre las potencias occidentales y Rusia. Wikileaks responsabilizó a un indefinido “sujeto estatal” de interrumpir “intencionalmente” el único modo que el activista, asilado desde el 19 de junio de 2012 en la sede diplomática, tiene para comunicarse con el mundo.

Tanto el embajador de Ecuador en Londres como Scotland Yard declinaron responder a las preguntas de la BBC sobre el tema, con un tajante “sin comentarios”.

Las sospechas preliminares apuntan a un ataque cibernético llevado a cabo en estas semanas en las que Wikileaks le apuntó fuerte a la ex secretaria de Estado estadounidense y candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

Las últimas revelaciones de correos electrónicos interceptados correspondían al jefe de campaña de Clinton, John Podesta.

Entre otras novedades, el sitio “revela secretos” de alto nivel había prometido otras primicias acerca de tres gobiernos.

Aumentan así las presiones sobre Assange, refugiado en la sede ecuatoriana por temor a una extradición a Estados Unidos, donde puede ser juzgado por “espionaje”.

A mediados de noviembre Assange responderá a un interrogatorio por parte de la justicia sueca por acusaciones de estupro, que el activista siempre negó.

En las redes sociales circulan todo tipo de teoría de complots y se publica de todo sobre Assange. Por ejemplo, se afirmó que la ex protagonista de Baywatch, Pamela Anderson, durante una visita sorpresa al activista habría intentado envenenarlo con un bocadillo vegano.

La actriz estadounidense, de hecho, se declaró “muy preocupada” por la salud del activista y, en realidad, es desde hace tiempo una simpatizante declarada del fundador de Wikileaks. Sin embargo, bastó su aparición en la embajada ecuatoriana para sindicarla como “sospechosa” para algunos, al punto de disparar las más extravagantes versiones en Internet.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital