Jaime Lagos Erazo

Jaime Lagos Erazo

Embajador (r)

Opinión

Alegatos orales en La Haya


Como se ha informado ampliamente, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya que conoce  la demanda marítima de Bolivia dispuso que entre el 19  y 28 de marzo próximo se efectuará  una nueva ronda de alegatos orales de las partes. Los primeros alegatos entre ellas, como se recordará,  se verificaron en mayo de 2015 luego de que Chile presentara objeciones preliminares a su competencia  las que fueron denegadas si bien el tribunal fijó entonces con precisión el ámbito de su jurisdicción-

Luego de esa sentencia incidental y finalizada una nueva fase escrita correspondía a la Corte determinar que el caso respectivo ya está en condiciones de pasar a la etapa siguiente del procedimiento, la fase oral sobre los méritos( fondo) del mismo..

Estos alegatos orales constituirán una nueva  confrontación directa de las partes ante la Corte de manera pública después de los últimos intercambios escritos entre ellas  que se han mantenido en reserva hasta el comienzo de esta nueva fase oral.

El procedimiento  oral consiste, como ya lo pudimos apreciar anteriormente, en la audición por la Corte de su Agentes, por Chile( Claudio Grossman) y por Bolivia(Rodríguez Veltzé), junto a sus respectivos  abogados litigantes

Este procedimiento sigue claramente la práctica anglosajona, con debates muy intensos y muy vivaces, debiendo hacer gala los oradores de cada parte de profundos conocimientos, como también, a veces, de condiciones histriónicas y sentido de humor. En los alegatos orales que hubo entonces se pudo  apreciar que algunos de los litigantes hicieron despliegue de estos recursos oratorios.

El desarrollo de esta fase oral, produjo gran expectación en la opinión pública de ambos países, siendo seguido en vivo por millares de televidentes en ambos países, inclusive con una interpretación no oficial en español.

Como se recordará, dicho alto Tribunal de las Naciones Unidas en esa  etapa anterior dictaminó que el objeto de la disputa se relaciona con la pretendida obligación de Chile de negociar de buena fe y efectivamente con Bolivia un acuerdo que le otorgue un acceso soberano al Océano Pacífico, pero puntualizó que:

“Incluso asumiendo arguendo que la Corte decidiera que existe esa obligación, no sería tarea de la Corte predeterminar el resultado de cualquier negociación que tuviese lugar como consecuencia de esa obligación”.

De tal suerte, la propia Corte ya ha dictaminando que no puede ahora obligar a Chile a negociar su integridad territorial.

Sin embargo, no cabe descartar  que dicho Tribunal busque obligar a las partes a continuar negociando en favor de dicho país un mayor acceso al Océano Pacífico.

Esta posibilidad fue requerida por el abogado español Antonio Remiro Brotons, uno de los principales litigantes que asisten al Gobierno boliviano, en una entrevista que formuló al diario La Razón de Bolivia, del 9 de abril de 2015,en orden a que en ese caso dicha obligación de negociar “persistirá y vivirá en el tiempo”.

Por su lado, el Canciller Muñoz en declaraciones a un matutino nacional , de 20 enero en curso, ha declarado enfáticamente que “ Chile no tiene por qué ceder un metro cuadrado de su territorio y su mar” agregando “ ahora queremos demostrar que tampoco hubo obligación en las conversaciones durante algunos períodos. Es de países vecinos conversar y tener intercambios. Si no, no existiría diplomacia. Nadie conversaría con nadie si esas conversaciones crearan una obligación”.

Aquí se encuentra resumida la esencia de los debates que pronto presenciaremos.

#Tags


Seguir leyendo