Andrés Benítez

Andrés Benítez

Ingeniero Comercial

Opinión

Alexis S.A.

Foto: Reuters.

Es curioso lo que sucede con Alexis Sánchez. La mayor parte de las noticias que hoy escuchamos de él, tienen más que ver con las platas que con el fútbol. Convertido en el hombre mejor pagado de la liga inglesa, el chileno ha dado pruebas de que en el manejo del dinero es incluso más talentoso que con la pelota.

Esta faceta empresarial del tocopillano, le ha significado algunos problemas. El más grave es su reciente acuerdo con Fiscalía española para evitar una condena de 16 meses de cárcel, por ocultar ingresos de sus derechos de imagen cuando jugaba en el Barcelona. Alexis optó por reconocer el fraude, pagando una cuantiosa multa, y su libertad quedó supeditada a que no vuelva a delinquir en los próximos dos años.

Pero eso no es todo. Esta semana, el diario El País de España, fue muy duro con Sánchez, al hablar de su traición al Manchester City, con el cual se asegura tenía un acuerdo cerrado para su traspaso, para luego optar por irse al Manchester United por un salario mayor. La crónica en cuestión parte descalificando al chileno, por ocupar la frase “jugar acá es un sueño de niño” en los últimos tres clubes en que ha militado: Barcelona, Arsenal y Manchester United. De ahí, advierte El País, parece que el verdadero sueño de Alexis es ganar mucha plata.
Como se ha dicho, los 24 millones de euros anuales que recibirá el jugador –unos 1.400 millones de pesos mensuales- , lo convierten en el cuarto mejor pagado del mundo, detrás de Neymar, Messi y Ronaldo. O sea, un genio de las finanzas.

Lo increíble es que toda esta frialdad al momento de negociar, en nada parece enlodar la imagen de Alexis como deportista. Ni su bullado fraude al fisco español fue motivo de grandes críticas, como sí sucede cuando un empresario aparece acusado de lo mismo. Tampoco su millonario sueldo ha sido objeto de recriminaciones. A nadie se le ocurre pensar que se trata de un escándalo que gane tanta plata. Más bien la gente lo celebra como un gran logro.

Da la impresión de que su calidad de ídolo del fútbol lo blinda de todo tipo de cuestionamientos, que son tan naturales en otros ámbitos. Esto es bueno y malo. Es bueno, porque de alguna manera reconoce que el éxito económico es algo positivo, merecido y bienvenido. Es malo, cuando aquello impide criticarlo incluso cuando evade impuestos. Ahí, incluso algunos prefieren pensar que fue engañado, algo que el mismo juez español descartó diciendo lo obvio: todos somos responsables por nuestros actos.

En suma, bien por Alexis, quien ha demostrado un talento increíble no solo dentro de las canchas, sino también fuera de ellas, algo que no muchos futbolistas tienen. Pero, ahora, tendrá que tener mucho ojo con ser demasiado listo en el manejo tributario de sus platas, porque ya está en la mira y cualquier otro error puede terminar con el ídolo en el suelo o en la cárcel, como dice la sentencia.

#Tags


Seguir leyendo