La Tercera

Aumento de multas a Uber y Cabify

De acuerdo con cifras proporcionadas por las plataformas Uber y Cabify, éstas cuentan en la actualidad con unos 90 mil conductores activos, lo que ya supera el número de taxis registrados a nivel nacional. Frente a esta realidad, el Ministerio de Transportes ha intensificado el número de controles, lo que devino en que la cantidad de infracciones cursadas a los conductores de dichas plataformas prácticamente se triplicara en 2017 respecto del año anterior.

Este hecho no hace más que dejar en evidencia la necesidad de contar cuanto antes con una legislación que regule los nuevos servicios de transportes, de forma tal que, a la vez de darles formalidad, no ahogue a estas plataformas, cada vez más preferidas por los propios usuarios.

Lamentablemente el proyecto que presentó el Ejecutivo -que se encuentra en la Comisión de Transportes de la Cámara- no va en esa dirección. Si bien le da mayor formalidad al sistema, lo hace a costa de asimilarlo al sistema tradicional de taxis, restricciones que terminaron deteriorando el servicio. Asimismo, exige que el parque dedicado a esta actividad sea limitado y que los conductores deban postular a un concurso público para poder participar en ella.

En ese sentido, la progresiva expansión de estas plataformas exige discutir en torno a una iniciativa moderna que potencie sus beneficios como la seguridad, mayor comodidad y precios competitivos. El aumento de multas no contribuye a una solución real para enfrentar este complejo escenario.