Opinión

Equidad de género


SEÑOR DIRECTOR

Al ver la semana pasada a los miles de universitarios marchando, es imposible no cuestionarnos nuestras propias historias, carreras y caminos. Si las formas se ajustan o no al objetivo, es debatible y son legítimas las divergencias; pero creemos que es en el fondo donde no puede haber diferencias. Imposible no sumarnos al reclamo, y la exigencia del cese de los abusos y las brechas que nos hacen daño como sociedad.
La Agenda Mujer presentada ayer por el Presidente Piñera es una respuesta acertada al clima generado por las movilizaciones y campañas sociales, y a la vez, un anuncio muy positivo y con iniciativas concretas. Tener las mismas oportunidades no significa una guerra entre hombres y mujeres, sino avanzar juntos para emparejar la cancha.
En particular, quisiera subrayar dos puntos: insistir en la urgencia de generar procesos transparentes, oportunos y expeditos para resolver las acusaciones de acoso y abuso de poder. Es necesario instaurar políticas y canales adecuados para garantizar un trato respetuoso e igualitario al que tienen derecho hombres y mujeres. En segundo lugar, y en lo que me atañe como presidenta de una Corporación de más de 150 mujeres líderes, promover a las mujeres en alta dirección en el ámbito público, privado y académico, es una gran oportunidad para todas, pero también es una tremenda responsabilidad y una señal para el empresariado, que tiene el deber de acogerlo y hacerse cargo de la importancia social, en el Chile de hoy, de poner mujeres en cargos clave.
El cambio cultural y el respeto de género se irá materializando con la integración de la mujer en las esferas de influencia. Solo así estaremos construyendo una nación donde hombres y mujeres aporten sus talentos para construir juntos y en complementariedad un país más desarrollado y justo.

María Isabel Aranda
Presidenta RED MAD Mujeres en Alta Dirección

Seguir leyendo