Opinión

Fiscales y Carabineros


SEÑOR DIRECTOR
La entidad encargada de la persecución penal (fiscalía) acusa a la institución encargada de dar eficacia al derecho (carabineros) de falsear pruebas en el marco de una investigación. El general de inteligencia acusa a la fiscalía de “proteger a violentistas”, de filtrarles información a imputados sobre procedimientos policiales y llama a la justicia a no cerrar las investigaciones. Todos contra todos. La situación es grave. Si se confirma la alteración de pruebas de parte de Carabineros vendrá una avalancha procesal destinada a echar abajo todas las pruebas de diversos juicios que hubieren sido recabadas con el daño irreversible a la imagen de Carabineros y la segura salida de varios mandos institucionales. Si Carabineros logra probar que sus indagatorias tenían fundamento y que no hubo alteración de pruebas, la crisis se instalará en la fiscalía ya que la decisión de querellarse contra Carabineros no fue solo de la fiscalía de la Araucanía, sino que tuvo el apoyo de la Unidad de Delitos Complejos, que depende directamente del fiscal nacional; es decir, una decisión institucional del Ministerio Público.
Chile y el sistema de justicia no tienen por donde ganar. Debemos aprender de esta crisis y no volver a esconder el tema de fondo. Chile necesita una profunda reforma policial y de sus normas de inteligencia. Basta de los traumas del pasado. Es hora de crear un sistema con controles cruzados y externos que eviten abusos y adviertan oportunamente a los gobernantes de potenciales afectaciones de derechos y libertades públicos. Reforma policial, nueva ley de inteligencia, nueva ley antiterrorista constituyen una agenda fundamental para el futuro gobierno de cara a las malas experiencias y deudas con la seguridad pública. Anuncio mi disposición a colaborar en un tema de tal trascendencia.

Felipe Harboe Bascuñán

Seguir leyendo