Opinión

Futuro de la Defensa


 

SEÑOR DIRECTOR

Una carta reciente señala que “las nuevas autoridades han insinuado en cuanto a Defensa que el desafío está en los temas previsionales, el financiamiento de las Fuerzas Armadas, el alargamiento de la carrera militar o las estructuras tanto de las instituciones como del mando conjunto”. Me llama positivamente la atención que su autor apunte al corazón del problema: “El tema de fondo -que espero tengan el coraje de abordar- es avanzar en qué FF.AA. queremos para el siglo XXI”.

En el mundo naval se dice que “no hay buen viento para el buque que no tiene puerto”. Es decir, si alguien no sabe a dónde quiere ir ningún viento lo ayudará a avanzar en la dirección correcta. Si no se establece para qué se quieren las FF.AA., qué tareas deberán llevar adelante, qué capacidades requieren y cuánto cuesta crear y mantener esas capacidades, estaremos moliendo agua.

La falta de profundidad del análisis tradicional queda de manifiesto, por ejemplo, cuando se dice que el desafío está en “el alargamiento de la carrera militar”.

El problema es reducir el costo previsional y el alargamiento de la carrera es solo una de muchas alternativas posibles para ello. Se confunden objetivos con medios y esto se repite en casi todos los aspectos del análisis de los problemas que aquejan a la defensa nacional.

Espero que las próximas autoridades se atrevan a enfrentar el desafío de fondo.

 

Fernando Thauby García

Seguir leyendo