Opinión

Inicio de la carrera presidencial en México


Los candidatos presidenciales de México ya han formalizado sus candidaturas de cara a las elecciones de julio próximo, para suceder al mandatario Enrique Peña Nieto (PRI). El candidato que lidera las encuestas es el izquierdista y líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

Los comicios son parte de una maratón electoral que podría cambiar el panorama político de América Latina. Sin embargo, en el caso de México los sondeos adelantan un giro en dirección contraria a la que han venido mostrando los demás países de la región. Si bien aún faltan poco más de cuatro meses para las elecciones, los sondeos le dan la primera opción a López Obrador, que no solo promueve un discurso populista de izquierda, sino que sería el primer gobernante de ese país que no pertenece a los partidos políticos tradicionales.

Lo anterior es una señal preocupante que despierta inquietud por el rumbo económico y político que podría tomar ese país de ganar el actual líder de Morena. México no solo es la segunda economía latinoamericana y su recuperación es clave para fortalecer el crecimiento de la región, sino que además es un actor decisivo en los foros multilaterales de cara a desafíos crecientes como la crítica situación de Venezuela. Por ello, que el país avance en una dirección contraria al resto de los principales naciones latinoamericanas introduce una evidente cuota de incertidumbre en la región.

El proceso electoral en México se da, además, en un escenario complejo, marcado por la caída de la confianza de los ciudadanos hacia su sistema político y sacudido por los escándalos de corrupción y la creciente violencia del narcotráfico. Un panorama que acrecienta la inquietud porque no solo favorece el avance de opciones populistas sino que puede terminar poniendo en riesgo la ya débil institucionalidad del país.

#Tags


Seguir leyendo