Opinión

Invitación a Nicolás Maduro al cambio de mando


Señor director:
Independientemente del juicio que se tenga sobre los gobiernos de los países con que Chile mantiene relaciones diplomáticas, sus Jefes de Estado o de Gobierno deben ser invitados a la ceremonia de transmisión del mando. Es una tradición republicana y una práctica internacional. No deben operar las fronteras ideológicas, largamente superadas por nuestra diplomacia.
Lo anterior no significa que la firme posición chilena sobre la necesidad y la urgencia de que el Gobierno de Venezuela restablezca el estado de derecho y respete plenamente los derechos humanos, no deba seguir siendo una postura clara de la Cancillería. Cabe recordar que durante su primer mandato, el Presidente Piñera mantuvo relaciones normales con el gobierno de Hugo Chávez y que incluso asistió a su funeral.
Si la crisis de ese país se agudizara aún más, el futuro gobierno podría analizar un cambio de posición.

José Antonio Viera-Gallo

Seguir leyendo