Opinión

Ley de Pesca


SEÑOR DIRECTOR

Las imprecisiones de la presidenta de Asipes, Macarena Cepeda, en entrevista a La Tercera publicada recientemente, no hacen más que confundir a la opinión pública respecto de los efectos de la ilegítima Ley de Pesca.
Así el fraccionamiento del cual habla, atribuyendo una distribución de pesca de un 60% para el sector artesanal y un 40% para la industria, no se condice con la realidad. A un año de aprobada la Ley de Pesca y considerando las principales pesquerías del país -según resoluciones de la Subsecretaría de Pesca-, la industria pesquera concentraba el 61% y el sector artesanal el 39%. El 2014, los porcentajes fueron de 63% para la industria y 37% para los artesanales; el 2015, de 64% para los primeros y 36% para los segundos. Para el año 2016, la industria se mantuvo sobre el 60%, con un incremento que superó el 70% el año pasado. En tanto, para los artesanales los porcentajes fueron a la baja con el más importante descenso el 2017, donde solo lograron el 31% de las capturas de las principales pesquerías del país.
Para este año, las cifras no habrían tenido mayor variación, si no fuera porque se asignó la cuota de jibia en favor de la pesca artesanal (también para la industria). Así, los artesanales tendrán fijadas 617.795 ton., equivalente al 34%. Sin embargo, en esta ecuación la gran industria no pierde, manteniendo 1.182.033 toneladas, es decir, un 66% de la cuotas de captura total.
Las cifras no mienten.

Nelson Estrada
Vicepresidente Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp)

Seguir leyendo