Opinión

Operación Huracán


La ciudadanía ha estado interesada en el impasse ocurrido entre un fiscal de Temuco y un grupo de Inteligencia de Carabineros, dedicados ambos a investigar, dentro de sus competencias, graves delitos cometidos en la IX Región.

Estos desencuentros podrían ser evitables; sin embargo, la experiencia comparada ilustra que no son imposibles. Alemania inició la forma de enjuiciamiento criminal en los años 30 y Chile, desde el año 2000 en La Araucanía y en Coquimbo. Chile se inspiró en el modelo alemán, que en las primeras décadas enfrentó a algunos fiscales con equipos de la policía. En el caso chileno no parece razonable tomar partido por unos u otros, en este asunto iniciado a raíz de la denuncia del fiscal de un presunto montaje del equipo policial investigador. Esto será esclarecido por las investigaciones judiciales y las administrativas de Carabineros. Sí es paradojal que dos órganos del Estado, cuyos objetivos son hacer cumplir la ley, se miren con sospecha y acusen mutuamente. Este escenario es propicio para la impunidad de los autores de delitos.

¿Se puede asegurar que en La Araucanía rige el Estado de Derecho Democrático? Sí, pero con cuestionamientos razonables. La situación de agitación que vive la región desde hace muchos años es grave. Los autores usan violencia inusitada, además de incendiar, utilizar armas de fuego y disparar a personas bien elegidas, incluidos policías. Esto requiere un tratamiento político y estratégico a corto, mediano y largo plazo, con una agenda que se prolongue en el tiempo. Sería conveniente que todas las instituciones intervinientes en dar eficacia al Derecho mejoren su coordinación, elevando los estándares de competencia y responsabilidad, que reconozcan los errores y no usen la perniciosa defensa corporativa.

Este incidente debe servir para que las instituciones competentes del Estado se enfoquen solo en la persecución de los delitos y en la protección de las víctimas.

Alberto Cienfuegos B.

Seguir leyendo