Ricardo Hepp

Ricardo Hepp

Representante del lector

Opinión

Película propuesta para el Óscar


En los medios de comunicación, cuando se acerca la fecha de los premios cinematográficos Óscar, es frecuente encontrar el verbo “nominar”, el sustantivo “nominación” y el adjetivo “nominado”. La lectora Gracia Páez señala que “se trata de un anglicismo, que importamos de ‘to nominate’, que de la mano de periodistas y comentaristas de cine entró a nuestra lengua para quedarse. La Tercera usa a menudo el término. Así, por ejemplo, en el reportaje ‘The Post: cuando Steven Spielberg se encontró con el periodismo’, publicado el 30 de enero, hay una bajada que dice ‘Nominada a Mejor Película, el filme con Meryl Streep y Tom Hanks (…)’. No molesta, pero a mí me enseñaron que hay sinónimos en español para este y otros anglicismos”.

El vocablo tiene un pasado que puede inducir a confusión. Años atrás, se consideraba que el término “nominar” era “un calco innecesario” del inglés, pero hoy los principales diccionarios académicos y de uso, entre ellos el de la Academia de la Lengua (RAE, 2001), lo recogen, por lo que su empleo es apropiado. Se acepta que “nominar” (pero derivado del latín) es: 1. dar nombre; 2. preseleccionar a alguien para un cargo o cometido; y 3. presentar o proponer a alguien para un premio. La fundación del Español Urgente indica que existen expresiones alternativas, como proponer, presentar como candidato, votar, o postular, que se pueden emplear por “nominar” según el contexto.

Y, una nota tangencial: Óscar, el nombre del premio se escribe con tilde, porque es una palabra grave terminada en erre.

Apenas llegué…

El lector Mauricio Isla S. defiende el uso de “apenas” y Carla Meyer de “a penas”. Las dos formas han aparecido en textos de La Tercera. Se trata de un adverbio que significa “casi no” o “con dificultad”. También puede tener un significado conjuntivo como “en cuanto”: “Apenas llegué al cine, comenzó la película”.

La forma correcta es “apenas”, en una sola palabra. Pero (siempre hay un pero que vale…) no es incorrecto escribir “a penas” en dos palabras. No obstante, la última edición del diccionario académico señala que esta forma “es poco usada y, por lo tanto, menos aconsejable”.

Duda en francés

A propósito de la decisión del Ministerio de la Cultura de Francia de suprimir la voz “nègre litteraire” (negros literarios) por considerarla inapropiada para los tiempos que corren, el lector Ricardo Cruz envía una precisión. El tema se vio el pasado domingo en este mismo espacio, y si bien se centró en lo que ocurre con dicha expresión en español (“negros literarios”, para los autores que escriben por cuenta de, o bajo el nombre de un tercero), en Francia se sugiere llamarlos “prête-plume” (“pluma lista”). El lector Cruz dice que “la traducción no es ‘pluma lista’ sino ‘presta pluma’, que es mucho más lógico por su sentido, y concuerda con otra expresión francesa, como ‘prête-nom’, que corresponde a nuestro ‘palo blanco’…”.

En fin, como reza el refrán: “a lo escrito me remito”. La traducción “pluma lista” figura en varios comentarios académicos, aunque la precisión del lector vale, desde luego, para su mejor comprensión. En español intentamos suavizar la expresión “negro literario” por “escritor fantasma”, que es más sencillo.

Seguir leyendo