Gonzalo Sanhueza

Gonzalo Sanhueza

Socio Econsult Capital

Opinión

Refrescando la memoria


Cuando todavía el gobierno del Presidente Sebastián Piñera ni siquiera ha asumido, ya se suscitó la primera polémica entre los partidos de Chile Vamos, alegando algunos de estos la supuesta falta de equilibrio en la designación de los intendentes regionales. Esto preocupa puesto que, más allá de la rencilla puntual, pareciera ser que la derecha se dispone a realizar los mismos errores cometidos durante el gobierno anterior, enviando mensajes, reclamando malestares, y elevando sus demandas de manera pública, a través de la prensa.

El problema es que los costos políticos y económicos de esta estrategia son muy altos. En efecto, la revisión de los logros alcanzados por el gobierno pasado del Presidente Piñera permite concluir que este fue un buen gobierno, especialmente en materias económicas, donde se cumplieron todas las promesas realizadas respecto de crecimiento y empleo. Sin embargo, éste terminó con una gran derrota política, no sólo por perder las elecciones presidenciales, sino también por perder el respaldo con que se contaba en el Congreso.

En este contexto, y considerando que el nuevo gobierno se prepara para asumir el próximo 11 de marzo, vale la pena recordar los principales errores cometidos para anticipar que estos no vuelvan a ocurrir.
En este sentido, lo primero sería un llamado a evitar las peleas públicas y las críticas de los partidos de una misma coalición a su propio gobierno. Las nefastas consecuencias de esta mala práctica han quedado más que evidenciadas en el actual gobierno, por lo que no parece necesario profundizar mucho más en este punto, sólo mencionarlo para que no tengamos que volver a presenciar este tipo de declaraciones y bombardeos.

Lo segundo es el respeto a la institucionalidad. El llamado telefónico del Presidente Piñera al Presidente de una compañía privada para interferir en el curso normal de la aprobación de un proyecto de inversión, no fue bien percibido por la ciudadanía, y generó una situación de incertidumbre en materia de inversiones. Hoy, uno de los grandes desafíos que deberá enfrentar el nuevo gobierno será la reactivación de la inversión, con una cartera estimada del orden US$ 70 mil millones en proyectos que se encuentran en trámite de autorización. Así, el llamado es a acelerar la aprobación de aquellos proyectos buenos que se encuentran entrampados en la regulación ambiental y sectorial, pero sin saltarse la institucionalidad, sino que modernizando su funcionamiento.

Lo tercero es priorizar algunos temas sectoriales, altamente valorados por la ciudadanía y las empresas, tales como la energía, que ha registrado un fuerte aumento de sus tarifas y obligado el cierre de algunas empresas por la pérdida de competitividad. El anterior gobierno del Presidente Piñera tuvo cinco ministros a cargo de esta cartera, Raineri, Golborne, Echeverría (que sólo duró unos días en el cargo), Álvarez y Bunster, lo que no transmitió precisamente tranquilidad y la importancia de ese tema a la ciudadanía. Hoy, preocupaciones análogas son el transporte público en Santiago, que tiene un fuerte impacto en la calidad de vida de los ciudadanos y en la productividad de los trabajadores, y la seguridad pública, entre otros.

Por último, el llamado es a elevar la importancia de la política y de las ideas. La vez anterior se ninguneó la política y se sobreenfatizó respecto de la relevancia del tecnicismo. Si bien esto permitió conseguir los resultados económicos comprometidos, no se obtuvo el apoyo ciudadano requerido para que esos logros se sostuvieran en el tiempo.

Así, esperemos que esta vez, tanto partidos como gobierno, tengan fresco el recuerdo de los errores cometidos en el pasado, de manera de poder dar continuidad a los logros que se alcancen. No debemos olvidar que, de acuerdo con el último informe de la Ocde, si hacemos las cosas muy bien, nos faltarían 20 años para alcanzar el ingreso medio y el nivel de bienestar de los países Ocde con los que tanto nos gusta compararnos…

#Tags


Seguir leyendo