Opinión

Reivindicaciones para la igualdad de las mujeres


SEÑOR DIRECTOR
En carta de ayer, la exministra Claudia Pascual, al hablar sobre la reivindicación para la igualdad de las mujeres, sostiene que las demandas del movimiento feminista en contra de la violencia hacia la mujer la representan. Sin embargo, termina lamentándose de que en Chile no existan más personas comprometidas con esta causa.
Llama la atención teniendo presente que lo primero que hizo al asumir su cargo fue detener el proyecto de violencia en el pololeo, cuya tramitación quedó congelada durante los cuatro años que fue ministra. No es entendible su convicción por erradicar la violencia si se considera que el proyecto que ahora pretende impulsar sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, fue ingresado en el último año de gobierno y a cinco meses de su término se le puso urgencia, sabiendo que era imposible que pudiera aprobarse. Este cuadro se completa al constatar que el índice de violencia contra la mujer, según la encuesta de la Subsecretaría de Prevención del Delito, aumentó durante la administración anterior, de 18% en 2012 a casi 22% en 2017.
El contraste con el gobierno del Presidente Piñera es evidente: los primeros días asignó urgencia al proyecto de violencia en el pololeo, se comprometió a regular el uso de brazalete electrónico para asegurar el cumplimiento de cautelares en procesos de violencia intrafamiliar y está trabajando en un instructivo contra el acoso en la administración pública. Lo anterior, junto con una agenda social importante, que incluye el respeto al fuero maternal de funcionarias de FF.AA. y Carabineros, el proyecto de sala cuna universal y una reforma a la sociedad conyugal.
Parece lamentable que la exministra destine su energía a poner en duda el compromiso de otras mujeres en estas mismas causas. La trinchera política la hace olvidar la necesidad de trabajar juntas y de forma inclusiva.

María José Hoffmann O.

Diputada UDI

Marcela Sabat F.

Diputada RN

Seguir leyendo