Opinión

Relaciones exteriores en el gobierno electo


SEÑOR DIRECTOR
Cuando hace algunos días el nuevo gobierno presentó su gabinete ministerial, los de siempre, carentes de autoridad, esbozaron una suerte de comentario con rasgos críticos respecto de algunos de los ministros designados, entre ellos me permito mencionar a Roberto Ampuero en Relaciones Exteriores.
El pueblo los sacó de las pautas noticiosas con su silencio, reconociendo la legitimidad de la potestad presidencial para designar al ministro en comento y porque es sabido que la política exterior es una de Estado, y que la dirige el presidente de la República con la colaboración y ejecución de su futuro ministro.
¿Alguien tiene alguna duda de que el presidente electo va a cambiar la política de apertura internacional de nuestro comercio exterior sobre la base de adecuados tratados de libre comercio? Pareciera que lo más probable es que si llega a cambiar algo sea relativo a acuerdos que en nada han beneficiado al país. Lo que sí es un hecho es que con la designación de Ampuero estaría abriendo una arista complementaria de carácter cultural que, transformada en acción política, le da sentido al exitoso esfuerzo desarrollado.
Es imposible resistirse al aplauso que esta brillante designación se merece.
Jorge Arancibia Reyes
Ex comandante en Jefe de la Armada de Chile

Seguir leyendo