Opinión

Reunión entre Trump y Kim Jong-Un


Señor director
Es indudable que la acción diplomática del Presidente Donald Trump no deja de sorprender. El profesor de la Universidad Pantheon-Assas de París, Eric Branaa, tiene razón al señalar que Trump no solo es imprevisible, sino que busca ser incomprensible. Bajo su lema “América primero” se ha dado el lujo de romper unilateralmente el acuerdo nuclear con Irán, retirarse del acuerdo de París, liquidar con un tuit la declaración del G-7 y abandonar la política de libre comercio con medidas altamente proteccionistas.
Debido a lo anterior es que el -sin duda, histórico- encuentro con el dictador coreano Kim Jong-un en Singapur es visto por analistas internacionales como positivo, pero con inquietud. La declaración conjunta de ambos mandatarios es, incuestionablemente, un avance. Pero es básicamente declarativa y lo sustantivo será negociado por los diplomáticos de ambos países. La inquietud proviene precisamente de lo imprevisible de la política de Trump, basada en una defensa intransigente de lo que él estima son los intereses americanos.
Es muy delicado lo que está en juego, por lo que hay que esperar que Trump no nos sorprenda con una movida que haga fracasar todo este esfuerzo. Por otra parte, Kim es un personaje cuya credibilidad es cuestionable. La política exterior chilena debe seguir todo este proceso con una mirada pragmática y atenta, pues nuestro desarrollo económico y social depende en gran medida del escenario exterior y la paz mundial.

Fabio Vio Ugarte
Embajador (R)

Seguir leyendo