Saber administrar el éxito

Autor:


SEÑOR DIRECTOR

Hay ocasiones en que administrar un éxito puede ser más difícil que una derrota; ésta podría ser una de esas. Si bien pocos imaginaron que Sebastián Piñera pudiera imponerse en forma tan categórica, muchos pueden llegar a pensar que esta ventaja les hará más fácil gobernar. Lo más probable es que estén equivocados, pues estamos viviendo tiempos difíciles. La ciudadanía está legítimamente muy molesta con la clase política y ellos, con o sin querer, han contribuido bastante a esta molestia.

Las nuevas autoridades no deben caer en la tentación de reflotar la retroexcavadora y la nueva oposición tampoco en asumir un rol de obstrucción tal que, finalmente, entre todos, terminen perjudicando a quienes dicen defender.

Templanza y generosidad deberían ser los ejes del nuevo gobierno y de la oposición. La composición del nuevo Congreso Nacional permitirá lograr un sano equilibrio en el que ninguno de los bloques podrá imponerse fácilmente frente a otros, surgiendo la necesidad de revivir la vapuleada política de los acuerdos.

Ya llegará la hora de entender las razones por las que se dieron estos resultados, pero en el intertanto, el llamado a los partidos políticos es a la responsabilidad, la altura de miras y a fomentar nuestra amistad cívica, en lugar de apuntar a la división y enemistad. Un Chile mejor es posible, pero todos tenemos que poner de nuestra parte.

Bárbara Briceño

Cientista Política

Seguir leyendo