Opinión

Señal del gobierno frente a Carabineros


Señor director

Con la decisión del gobierno de no solicitar la renuncia al general Villalobos luego de su obligatorio regreso de vacaciones, Carabineros ha logrado empatar públicamente el conflicto que mantiene con el Ministerio Público. Al validar esa decisión y legitimar la solicitud de peritajes al FBI -pronunciamiento completamente improcedente en una investigación penal-, Bachelet optó por respaldar a Villalobos, instalando la idea de que el Ministerio Público puede estar actuando indebidamente. De ese modo abre la interrogante de cómo terminará esto cuando los peritajes, cualesquiera sean, arrojen sus resultados. Si se confirma la tesis de los fiscales, Bachelet terminará su período no solo con una crisis institucional de proporciones, sino que también habrá sostenido la más incompetente de las gestiones de Carabineros, con efectos internos en sus filas no dimensionados. Pero si sobre el Ministerio Público se mantiene la confusión en relación con sus investigaciones, quedará instalada la duda sobre la extensión de condenas indebidas a personas inocentes.

Cualquiera sea el resultado de la crisis de confianza sobre sistema penal, sufrirá una derrota de la cual será difícil recuperarse. Mientras esto sucede, las personas ven en televisión que Carabineros puede inculpar indebidamente a alguien y que la política, cuando comete delitos, no sufre los castigos que muchos esperarían. Y es que como decía Marx, la historia sucede dos veces: la primera vez como tragedia y la segunda como una miserablemente farsa.

 

Luis Cordero Vega

Seguir leyendo