Opinión

Una mujer fantástica


SEÑOR DIRECTOR

Hoy nos despertamos felices. La película “Una mujer fantástica” fue reconocida con un Oscar en la 90ª versión de los premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos. El éxito de la película y la presencia en el escenario de Daniela -mujer trans protagonista de la cinta-, renuevan las esperanzas de todas las personas que, trans o no, nos hemos sumado a la causa por los derechos de esta comunidad. Somos cada vez más y nos alegramos porque este premio es una luz en el camino, particularmente difícil, que nuestra sociedad dispone para las personas trans.
Como en casos anteriores, nuestro país se engalana por la calidad de su trabajo artístico a pesar de su ingratitud. Hoy, a casi cinco años de que ingresara al Congreso el proyecto de ley de identidad de género, Daniela Vega recorre el mundo promocionando la película y colaborando con el crecimiento de la imagen país, con un pasaporte que la identifica con un nombre y una identidad que no le corresponden y que le genera problemas cada vez que tiene que identificarse. “El pago de Chile”, como diría el querido Nicanor Parra.
Es ahora cuando nuestros legisladores deben ser capaces de sacar adelante la ley de identidad de género. Es ahora cuando el presidente electo, Sebastián Piñera, debe entender que la identidad no es una camisa que se cambia cada mañana y que los tiempos mejores no pueden ser sin hombres y mujeres trans.

Isabel Amor
Directora de Educación, Fundación Iguales

Seguir leyendo