Bachelet busca fijar igualdad salarial en proyecto de nueva Constitución

Presidenta ratificó que enviará el texto y dijo que un grupo de abogados está estudiando cómo establecer que mujeres y hombres tengan el mismo sueldo en trabajos iguales.


Tal como se lo anunció al presidente electo, Sebastián Piñera, el 18 de diciembre pasado, un día después de las elecciones, la Mandataria Michelle Bachelet confirmó ayer que enviará al Congreso el proyecto de nueva Constitución antes de que se dé por finalizada su administración.

Aquella vez, tras el encuentro que ambos sostuvieron, Piñera comentó que “nosotros estamos de acuerdo en que la Constitución debemos y podemos perfeccionarla, pero siempre haciéndolo en un clima de unidad, de colaboración”.

Ayer, durante una actividad organizada por ONU Mujeres y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Bachelet dijo que “nos quedan 13 días de gobierno y seguimos trabajando a toda máquina”, junto con señalar que “hay muchas áreas donde tenemos que seguir avanzando y, por cierto, antes de que termine el gobierno yo voy a enviar el proyecto de nueva Constitución”.

La Mandataria, en todo caso, no sólo ratificó que cumplirá con enviar la iniciativa al Parlamento -cuya fecha ha sido aplazada en varias ocasiones-, sino que, además, adelantó un elemento que podría incluirse en ese texto.

Una de las novedades que tendría el proyecto sería buscar la igualdad salarial entre hombres y mujeres, estableciéndola en la Carta Magna. “Tengo un grupo de constitucionalistas viendo si a propósito de la Constitución podemos generar alguna indicación que implique que las mujeres y los hombres tienen que tener a igual trabajo, igual salario. Esperemos que sea posible”, sostuvo Bachelet durante la actividad, realizada en el Hotel Crowne Plaza, en Santiago.

Sobre esta medida, el abogado constitucionalista y ex precandidato presidencial Fernando Atria (PS) dijo que “en principio, en teoría, perfectamente podría haber una exigencia constitucional de igualdad salarial que la asegurara mediante recursos de protección, algo así”. Sin embargo, agregó que ve esta iniciativa como inviable. “El poder económico no va a aceptar una regla como esa. Y las reglas que no acepta el poder económico son reglas que no se pueden dictar en Chile”, comentó.

Por su parte, Javier Couso, también abogado constitucionalista y profesor de la Universidad Diego Portales, afirmó que “el poder constituyente puede incluir algo de esta naturaleza”, junto con señalar que, “a mi juicio, es plausible”. Respecto de realidades similares en otros países, Couso comentó que “sería algo de constituciones muy recientes, si es que existiera”.

Bachelet defendió esta iniciativa sustentándose en cifras sobre la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, números que fueron expuestos en la ceremonia realizada ayer.

Asimismo, destacó que traería importantes beneficios a niveles económicos. “Sabemos que la reducción de las brechas de género en el mercado laboral generaría importantes beneficios económicos en forma de crecimiento del Producto Interno Bruto, además de las mejorías en el bienestar individual”, dijo.

En el foro, Bachelet también hizo hincapié en la importancia en la equidad de género a nivel laboral, más allá de la brecha salarial. “Es necesario avanzar en garantizar condiciones de trabajo equilibradas con la vida familiar, tanto para mujeres como para los hombres, aumentar la oferta de cuidado a terceros y, además, proteger los empleos en ese sector”, indicó.

La Presidenta, además, aprovechó el espacio para destacar el legado de su gobierno en materia valórica, mencionando la aprobación del Acuerdo de Unión Civil y la despenalización de la interrupción del embarazo en tres causales. “El día 11 de marzo este va a ser un mejor Chile que lo que fue el 11 de marzo de 2014”, dijo.

Desde Chile Vamos cuestionaron el envío del proyecto de nueva Constitución ad portas del fin del gobierno de Bachelet, en línea con los cuestionamientos de algunos sectores de la Nueva Mayoría, que han señalado que se trataría de una medida testimonial.

“Fue una bandera de lucha de la Presidenta Bachelet durante su campaña para su segundo período, y la verdad es que parece ser que no fue tan importante, porque está mandando el proyecto en los últimos días de gobierno”, dijo el presidente de Evópoli, Francisco Undurraga, mientras que el timonel de RN, Cristián Monckeberg, agregó que “nadie se va a negar a ese debate, pero si hay una idea que fracasó es la de la asamblea constituyente y de nueva Constitución que la Presidenta quería impulsar de manera distinta a lo que la institucionalidad plantea y exige”.

Seguir leyendo