Bachelet no alcanzaría a promulgar proyectos clave de su administración

El frontis del Tribunal Constitucional, en calle Huérfanos.

Según itinerario del Tribunal Constitucional, aún no hay fechas para revisar el proyecto que consagra la gratuidad y el que fortalece las universidades estatales. Desde el organismo ven complejo que sentencia de control preventivo de constitucionalidad se dicte previo al cambio de mando del 11 de marzo.


El pasado 26 de enero, tras despachar el proyecto de ley de educación superior y el de universidades estatales, la Cámara de Diputados remitió al Tribunal Constitucional (TC) las dos iniciativas consideradas emblemáticas para la administración de la Presidenta Michelle Bachelet.

Esto, porque tanto el proyecto que consagra la gratuidad en educación como un derecho, como aquel que busca fortalecer a las universidades estatales contemplan normas de rango constitucional, las que en virtud del Artículo 93 de la Constitución deben someterse a un control preventivo de constitucionalidad por parte del organismo antes de su promulgación.

Sin embargo, cuando quedan menos de 20 días para el término del gobierno de Bachelet, el TC aún no ha puesto en tabla la revisión de las iniciativas.

De hecho, para la próxima sesión del pleno del tribunal, la que tendrá lugar el jueves 1 de marzo, no está contemplado que los ministros analicen los proyectos clave de la agenda de Educación de la Mandataria.

En ese contexto, desde el organismo avizoran complejo que se dicten las sentencias del control preventivo de ambos proyectos previo al 11 de marzo, cuando el presidente electo, Sebastián Piñera, llegue a La Moneda. Sobre todo, porque según consta en los dos oficios enviados por la Cámara de Diputados al Tribunal Constitucional, el organismo tendrá que revisar al menos 20 artículos, entre ambas iniciativas.

Además, los ministros del organismo tienen hasta 30 días corridos de plazo, prorrogables hasta 45 -“en casos calificados y por resolución fundada”-, para revisar la constitucionalidad de los proyectos, contados desde el momento en que se dicta el acta de término de relación.

Así, podría ser el próximo mandatario, independiente de la resolución del TC, quien promulgue las dos iniciativas emblemas del segundo gobierno de Bachelet.

De hecho, desde el organismo confirmaron a este medio que recién el viernes 2 de marzo se zanjará si el pleno del tribunal pondrá en la tabla de la última semana previa al cambio de mando alguno de los proyectos.

En el gobierno ven con inquietud el asunto, sobre todo en el entendido de que la gratuidad en educación superior es considerada en el oficialismo como una de las grandes conquistas alcanzadas por la administración de Bachelet y forma parte de los hitos de su legado. También resentirían que Sebastián Piñera pudiera ser quien finalmente promulgue los proyectos, sobre todo considerando que recién en la segunda vuelta de la contienda presidencial sumó la gratuidad en educación superior (en el ámbito de institutos técnicos y profesionales) como compromisos de su campaña.

Fue en ese contexto que a fines de enero, desde La Moneda, le transmitieron al Tribunal Constitucional su preocupación, apostando a acelerar la revisión de las iniciativas. Sin embargo, la respuesta fue negativa.

En el TC comentan que en vista de la envergadura de ambos proyectos, no sería bien visto que los ministros apuraran su revisión. Además de que el pleno debe analizar otros proyectos que ingresaron antes que el de educación superior y el de universidades estatales, entre ellos, la capitalización de TVN.

En el oficialismo también existe preocupación por el reciente fallo del TC en contra de las atribuciones sancionatorias del Sernac y la posibilidad de que los fundamentos de esa resolución pudiesen afectar la creación de la Superintendencia de Educación Superior.

El lunes, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, confirmó las gestiones del Ejecutivo ante el TC por los plazos para la revisión de las iniciativas. “Estamos haciendo todo lo posible para que este proceso termine. Nos parece importante, esta ha sido una ley que se ha tramitado durante muchos años y fue aprobada casi transversalmente, pero estamos viendo con la Segpres y el TC que pueda pasar el trámite normal y la Presidenta pueda firmar la ley antes de terminar su mandato”, dijo Delpiano, agregando que “lamentablemente nos coincidió con febrero, pero entendemos que el tribunal ya está revisando estas leyes parcialmente, ahora vuelven los magistrados y esperamos que pueda salir. Para allá vamos”.

En privado, sin embargo, en La Moneda ven con menos optimismo que la titular de Educación que los plazos jueguen a favor de Bachelet.

Desde la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), en todo caso, evitaron referirse al tema. “Somos respetuosos de los tiempos y procedimientos de las distintas instituciones del Estado”, explicaron desde la cartera liderada por Gabriel de la Fuente.

Seguir leyendo