Canciller viaja a París a cita con equipo de La Haya y emplaza al PC

Autor: V. Muñoz

El equipo defensor trabajará este martes en la preparación de los alegatos orales, que se realizarán a partir del 19 de marzo en la capital holandesa.

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, viajó ayer a París, donde sostendrá una reunión con el equipo jurídico que defiende la posición chilena respecto de la demanda marítima que Bolivia presentó ante la Corte Internacional de La Haya.

El equipo defensor trabajará este martes en la preparación de los alegatos orales, que se realizarán a partir del 19 de marzo en la capital holandesa, última etapa del juicio.

En la cita, además, participará quien sucederá a Muñoz en el cargo, Roberto Ampuero, quien ha sostenido una serie de reuniones con el actual ministro de Relaciones Exteriores para interiorizarse del litigio.

“Lo he invitado para que me acompañe… Ahí él podrá conocer a algunos de los abogados internacionales y al resto del equipo de abogados nacionales y conocer el detalle de los argumentos que vamos a presentar a partir del 19 de marzo en La Haya”, sostuvo Muñoz, quien, sin embargo, descartó que revise con su sucesor aspectos relacionados con la detención de uno de los autores materiales del crimen de Jaime Guzmán, Ricardo Palma Salamanca, en Francia. “Aquí hay un canciller y un gobierno. Y ese canciller soy yo”, señaló.

Muñoz ya confirmó que participará de todos los alegatos orales y aceptó asesorar al gobierno de Piñera en la causa marítima, pese a que deja el cargo el 11 de marzo.

En otro ámbito, ayer el ministro continuó su dura controversia con el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), quien lo acusó de “agente norteamericano” y de ejecutar un rol “lamentable y patético”. Esto, a raíz de la decisión del Grupo de Lima de negar la participación del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la Cumbre de las Américas. “Ayer, alta autoridad PC me ofreció dar explicaciones por agravios de alcalde Jadue. No sucedió”, sentenció el ministro en su cuenta de Twitter.

Seguir leyendo