Caval: condenan por cohecho a ex director de Obras de Machalí

Jorge Silva Menares se transformó en el segundo condenado en el caso. El síndico Herman Chadwick, en tanto, dijo que no renovó licencia como liquidador.


El primer condenado en el caso Caval fue Juan Díaz, gestor inmobiliario y ex operador político. Hoy fue el turno del nexo que este tenía en la Municipalidad de Machalí: el ex director de Obras Jorge Silva Menares. El objetivo del vínculo era tramitar el cambio de uso de suelo de los predios que Caval compró en la VI Región.

Silva fue condenado hoy por el delito de cohecho, luego de que la fiscalía solicitara un procedimiento abreviado para el ex funcionario público, pese a que su defensa pidiera ser absuelto de la causa. Sin embargo, el Ministerio Público argumentó que el ex director de Obras de Machalí recibió pagos por $ 55 millones de parte de Juan Díaz, para que en 2012 “tramitara” el cambio de uso de suelo de los predios Santa Cecilia, San Diego y Santa Elena, tierras que en ese momento serían compradas por la empresa Caval, firma de Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Bachelet, y Mauricio Valero.

Según la acusación del Ministerio Público, Juan Díaz entregó el dinero a Silva Menares, tanto de manera directa como a través de su cónyuge, Marisol Navarrete, también acusada como cómplice en la causa. Navarrete logró un acuerdo con la fiscalía, mediante una salida alternativa por dos años, donde deberá firmar cada tres meses en la fiscalía y donar $ 1 millón a una fundación de niños con síndrome de Down de Rancagua.

El fiscal del caso, Sergio Moya, señaló que “el tribunal de garantía ha dictado sentencia condenatoria por los delitos de cohecho reiterado en contra de un ex funcionario público, quien fue el nexo directo de Juan Díaz y Cynthia Ross en toda la arista vinculada a corrupción en dicho municipio”.

La sentencia se conocerá el sábado y, según explicó Moya, la condena de hoy “se traduce en la segunda persona condenada por delitos de corrupción en esta causa, lo cual es relevante a la luz de todo el trabajo que se ha realizado”.

Silva Menares, a la salida de la audiencia, insistió en su inocencia, a pesar de haber aceptado el procedimiento abreviado. “Era la mejor alternativa para seguir adelante con mi vida. Estoy cansado, esto ya es un desgaste económico y familiar enorme, así que estamos contentos por ese lado, ya que se acabó, se dio término a este proceso (…). Ir a juicio era entrar en una lata judicial enorme”.

Sobre los hechos por los que fue acusado, indicó que “lo he dicho desde el principio: yo recibí un porcentaje de los pagos que tiene la fiscalía en su poder, que corresponden a trabajos por el libre ejercicio de mi profesión, que se vio mal, donde me vi involucrado en esto (…). Recibí plata, no de Caval, sino de Juan Díaz, por trabajos en un porcentaje inferior a lo que la fiscalía alude en su investigación”.

Nibaldo Mora

Hoy también se revisó la situación de Nibaldo Mora, ex director de Salud Metropolitano Central, entre 2011 y 2013. Según los antecedentes de la fiscalía, Mora habría recibido pagos por $ 32 millones para favorecer a la empresa Saydex en las licitaciones de los hospitales de Maipú, San Borja y ex Posta Central.

La fiscalía y la defensa de Mora llegaron a un acuerdo de suspensión condicional del procedimiento por dos años. En este período, al igual que Marisol Navarrete, Mora deberá firmar de manera trimestral en la fiscalía y donar $ 5 millones a una fundación de niños con síndrome de Down de Rancagua.

En tanto, para el 5 de marzo quedó la audiencia de preparación de juicio oral de Mauricio Valero, Natalia Compagnon, Cynthia Ross y Herman Chadwick. Sin embargo, este último no descartó llegar a un procedimiento abreviado: “Tenemos plazo hasta el 5 de marzo”. Además, reconoció que “ya renuncié como síndico liquidador y estoy en mi ejercicio libre de la profesión nada más. Estoy tranquilo”.

Por su parte, el abogado de Compagnon, Antonio Garafulic, sostuvo que “hasta el minuto, nosotros nos mantenemos tal como empezamos el primer día, sosteniendo la completa inocencia de mi representada”.

El socio de Compagnon, Mauricio Valero, explicó que “estoy muy tranquilo, la fiscalía está haciendo un muy buen trabajo, acucioso. Ha cambiado la mano”.

Seguir leyendo