DC advierte que no hay “mérito” y acusación contra Santelices pierde fuerza

El ministro Santelices almorzó ayer con la bancada de la UDI.

Presentación de libelo requiere el apoyo de toda la oposición e informe PS alerta sobre necesidad de sumar votos para que la ofensiva prospere en la Cámara.


Cerca de las 11 horas de ayer, el ministro de Salud, Emilio Santelices, apareció en la Cámara flanqueado por diputados de RN. Si bien la reunión con los parlamentarios era para anunciar la decisión del gobierno de comprometer recursos para el financiamiento de la Corporación del Transplante de Órganos, la señal política no pasó desapercibida.

Santelices aparecía acompañado por diputados de Chile Vamos en momentos que el Frente Amplio anunció la presentación de una acusación constitucional contra el ministro de Salud. Esto, luego de que la Contraloría declarara que los cambios que realizó el Minsal al protocolo de objeción de conciencia por la ley de aborto no se ajustaba a derecho. “Estamos trabajando con premura a objeto de que efectivamente tengamos claridad, es un tema jurídico complejo y nuestra voluntad, como lo hemos dicho siempre, está orientada a poder responder a los requerimientos que nos ha hecho la Contraloría”, dijo ayer el ministro, que inicialmente eludió las preguntas relativas a la acusación constitucional.

Para la presentar la ofensiva, el FA -que tiene 20 representantes en la Cámara Baja- requiere la firma de 10 diputados. Para aprobarla, sin embargo, se necesitan al menos 78 votos, lo que pone en riesgo la posibilidad de que avance en la Cámara, en especial luego de que ayer la DC tomara distancia de la ofensiva contra Santelices.

El tema fue analizado en el almuerzo de los diputados, donde la bancada DC habría resuelto no aprobar la acusación. Incluso, el diputado Raúl Soto, -uno de los que promovió inicialmente de la ofensiva- concluyó, tras un análisis con su equipo jurídico, que no había argumentos para la iniciativa.

“Mayoritariamente, en principio y como bancada, nos parece que no hay merito ni jurídico ni político para una acusación constitucional de esta naturaleza, más bien entendemos que un ministro de Salud, a dos meses de haber asumido el cargo, más que estar preocupado de su defensa en una eventual acusación, tiene que estar preocupado y ocupado de los grandes temas de salud”, señaló el jefe de bancada, Matías Walker.

El diputado se había reunido antes con Santelices para abordar un tema regional. La opción de acusar al ministro ha sido ampliamente debatida en la ex Nueva Mayoría. Colectividades como el PS y el PPD aseguran que darían los votos para aprobar el requerimiento, pero hay dudas sobre si impulsarlo junto al Frente Amplio, considerando la improbabilidad de que sea aprobado.

De hecho, ayer los diputados del PS recibieron un “informe preliminar sobre causales de procedencia de acusación constitucional” preparado por sus equipos, en el que se plantea que “más allá de lo jurídico, en términos políticos, todo lo anterior no debe perder de vista la plausibilidad de contar con votos suficientes para poder aprobar la acusación”.

La bancada PPD también analizó un informe, en el que se advierte la necesidad de despejar, previo a la presentación, si los cambios al protocolo implicaron una “deliberada infracción legal” por “omisión” o se debieron a una “diferencia interpretativa”.

Luego de que ayer el Frente Amplio difundiera el “sustento jurídico” de su presentación, los diputados del PS, el PC y el PPD analizaron anoche el tema. Aunque en el encuentro se advirtió que en este momento no están los votos para que la acusación prospere en la Cámara, no se zanjó una postura definitiva.

“A mi entender sí hay elementos jurídicos y políticos que son las dos cosas necesarias para una acusación”, dijo el jefe de bancada del PPD Ricardo Celis.

Seguir leyendo