DC sincera tensión interna por futura alianza con Nueva Mayoría

La presidenta de la DC, Myriam Verdugo, a la salida ayer de la reunión con sus pares de la Nueva Mayoría. Foto: Sebastián Brogca

Presidenta del partido advirtió al bloque que priorizarán su estabilidad interna.


En una reunión en la sede del PR se reencontraron el lunes los principales dirigentes de la Nueva Mayoría. Cuando quedan cinco días para el cambio de mando, las colectividades se dieron cita para coordinar acciones de cara a la instalación del futuro gobierno y abordar su eventual articulación como oposición.

Fue en ese contexto que la presidenta de la DC, Myriam Verdugo, sinceró ante Álvaro Elizalde (PS), Gonzalo Navarrete (PPD), Ernesto Velasco (PR) y Juan Andrés Lagos (PC) -este último asistió en representación de Guillermo Teillier- que la situación de crisis que atraviesa su partido podría complicar una eventual articulación formal con el resto del bloque. Esto, transmitiéndoles que la tensión y la división interna que existe en su colectividad hace que a la DC le acomode más mantenerse al margen de una organización más formal con el sector.

En ese sentido, cuentan asistentes, la dirigente DC transmitió que, por ahora, el partido va a priorizar su estabilidad interna, antes de explorar eventuales alianzas.

Las palabras de Verdugo se dan luego de los malos resultados que tuvo el partido en los comicios de noviembre, en los que sufrió una dura derrota presidencial y disminuyó su representación parlamentaria. La crisis de la colectividad se cristalizó en enero, cuando cerca de 30 militantes, encabezados por Mariana Aylwin, renunciaron al partido.

En ese marco, desde la mesa han transmitido preocupación por un nuevo éxodo masivo de dirigentes en caso de que la falange se abra a nuevas alianzas, por ejemplo, con el PC. De hecho, dirigentes históricos como Soledad Alvear, Gutenberg Martínez y Jorge Burgos se han mostrado públicamente en período de “reflexión”.

A la salida del encuentro, Verdugo sostuvo que “nosotros, como ellos, somos oposición”, pero advirtió que “ahora no nos vamos a articular como oposición, simplemente (lo haremos) para temas específicos si es necesario”.

Así, la DC participará junto a los demás partidos en reuniones de coordinación que en principio se concretarían los lunes de cada semana.

Más allá de la postura de la falange, el resto de los dirigentes de la Nueva Mayoría valoró el encuentro. Elizalde comentó que “nos parece imprescindible establecer espacios de convergencia para el trabajo conjunto tanto en la futura oposición como en la generación de una alternativa de gobierno”. Velasco dijo que “nadie está planteando establecer un conglomerado; cada partido recupera su independencia, pero sí hemos establecido diálogo en un espacio de conversación que permita ante la coyuntura tener la capacidad de opinión”.

Seguir leyendo