Diputados electos DC se desmarcan de posible acuerdo opositor con la Nueva Mayoría

Autor: Luis Cerda

La última junta nacional de la DC, realizada el pasado 27 de enero. Foto: Javier Salvo

Futuros legisladores advirtieron que las decisiones sobre la mesa de la Cámara y las alianzas políticas serán tomadas por la nueva bancada. Esto, luego de que se agendara un encuentro en febrero con el oficialismo.


A más de un mes de haber cortado el diálogo con la Nueva Mayoría por la mesa de la Cámara de Diputados y las comisiones -luego de que parte del oficialismo votara en contra de la nominación de Andrés Zaldívar para integrarse al Consejo de Asignaciones Parlamentarias-, los diputados DC encargados de las negociaciones anunciaron el jueves que descongelarán las conversaciones, participando de una reunión con la Nueva Mayoría a fines de febrero.

Según informaron los diputados Gabriel Silber y Víctor Torres a La Tercera, la cita -en la que no participará el Frente Amplio- apuntará principalmente a debatir el rol opositor que tendrá el conglomerado a partir del 11 de marzo, cuando asuma el presidente electo y líder de Chile Vamos, Sebastián Piñera.

Tras conocerse el encuentro, sin embargo, algunos diputados electos que integrarán la próxima bancada de la DC bajaron las expectativas sobre esa reunión, advirtiendo que la decisión tanto sobre la testera de la Cámara como respecto de las futuras alianzas políticas será algo que se deberá zanjar formalmente por los 14 parlamentarios que asumen en marzo, y no por la actual bancada.

“Definimos que primero había que conversar, pero, más allá de eso, no se puede tomar ninguna decisión. ¿Por qué? Porque esto obedece a una determinación que se tiene que someter a la bancada y también a las instancias partidarias. Nosotros aún nos mantenemos en un proceso de reflexión como partido. Por lo tanto, se pueden debatir ideas, pero solo para fijar posiciones. Cualquier decisión se tiene que someter a la discusión de los 14 diputados que vamos a asumir”, dijo la diputada electa por el Biobío, Joanna Pérez.

Por su parte, el parlamentario electo por Coyhaique, Miguel Ángel Calisto, señaló que “lo que hacen los diputados Víctor Torres y Gabriel Silber es absolutamente legítimo”. Sin embargo, agregó que “dejando en claro que no estoy condenando a los colegas diputados, lo que hemos dicho dentro de la bancada es que las decisiones en materia de gobernabilidad de la Cámara serán decisiones que se van a tomar en marzo. Es legítimo el diálogo, pero no es una solicitud que hayamos hecho los 14 diputados”.

Sobre el rol opositor, el futuro diputado sostuvo que “la DC tiene que jugar su propio rol, y eso lo tenemos que hacer solos, pero en ningún caso somos ni seremos parte de un acuerdo con el Frente Amplio o el PC, que claramente no representa nuestro ideario”.

En una línea similar, el senador Ignacio Walker expresó en su cuenta de Twitter que “la DC tiene que conversar con todos, sin exclusiones, impulsar acuerdos que sean buenos y necesarios para Chile, acuerdos electorales amplios, con pragmatismo, y alianzas de gobierno y coaliciones políticas coherentes (sin PC y FA)”.

Las declaraciones de los dirigentes DC se dan en momentos en que sectores de partidos como el PS, el PPD y el PC han abogado por un entendimiento opositor desde la Democracia Cristiana al Frente Amplio, lo que es rechazado por círculos más conservadores de la DC.

En tanto, la definición de la falange sobre la testera de la Cámara será clave también para las futuras alianzas de la hoy Nueva Mayoría. Para quedarse con la presidencia, el bloque requiere el apoyo de la DC y del Frente Amplio, mientras que Chile Vamos necesita seis votos fuera de su conglomerado para llegar a la mayoría de 78.

En ese marco, algunos actuales y futuros legisladores DC se han mostrado disponibles para un entendimiento “administrativo” con la derecha, pese a que la centroizquierda venía dialogando formalmente con el FA antes de congelar las conversaciones.

Desde el Frente Amplio, la presidenta de Poder Ciudadano e integrante del grupo negociador, Karina Oliva, señaló que “lo relevante también son las conversaciones de lo que vendrá después; quedamos en que sean retomadas en marzo”. Y agregó: “Es más saludable incluso que la Nueva Mayoría pueda llegar a este espacio más ordenada y menos caotizada, como pasó durante enero”.

Seguir leyendo