Diputados UDI se inclinan por rechazar cambio de sexo registral en menores

Bancadas UDI y RN de la Cámara. Foto: Agenciauno

Sin embargo, algunos, como Jaime Bellolio, respaldan la idea. En bancada temen eventual choque de diputado con Van Rysselberghe en comisión mixta.


Fue este martes temprano que el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, dijo que el proyecto de identidad de género -que se encuentra en comisión mixta- debía ser resuelto a través de un consenso amplio.

“El ministro de Justicia (Hernán Larraín) está trabajando en elaborar una propuesta que genere, primero, un consenso al interior de Chile Vamos para luego generar un consenso amplio más allá de Chile Vamos (…). El tema de los menores de edad hay que abordarlo con mucha prudencia”, dijo en radio Universo.

El día anterior, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, había advertido en el primer comité político de La Moneda que si el gobierno incluía en las indicaciones la idea de permitir a menores de edad cambiar su sexo registral, como parlamentaria ingresaría una reserva de constitucionalidad.

“No hay que adelantarse, primero hay que ver la propuesta que se va a presentar y no discutir en base a supuestos”, afirmó, más tarde, el ministro Blumel al ser consultado por los dichos de Van Rysselberghe.

La semana anterior había trascendido que el gobierno -específicamente el ministro de Justicia, Hernán Larraín (UDI)- estaría trabajando en la idea de permitir a adolescentes, mayores de 14 años, ese cambio de sexo registral. Por eso, desde la UDI se alertaron. La senadora Van Rysselberghe ha dicho que el proyecto de ley es “muy malo” y que “la disforia de género se repara en la adolescencia”.

Almuerzo UDI

Pasado el mediodía, el diputado Jaime Bellolio -líder de la incipiente “disidencia” UDI- reiteró que “si el gobierno quiere incorporar a los menores de edad, yo estoy por aprobar”. De hecho, el parlamentario presentó una indicación en su momento que permitía a menores de 18 años cambiar su sexo registral con autorización de los padres.

Así, la preocupación de la UDI fue creciendo durante el día. En el almuerzo de bancada se plantearon dos aprensiones. Primero: un riesgo de “quiebre interno” por un eventual enfrentamiento en la mixta entre Bellolio y Van Rysselberghe, pues ambos estarían en representación de sus bancadas. Y segundo: aparecer públicamente con una posición distinta a la de su ex líder Hernán Larraín. Todo esto en caso de que el gobierno decida proponer legislar para adolescentes.

Durante el almuerzo, además, la mayoría de los diputados presentes -entre ellos Patricio Melero, Juan Antonio Coloma, Ignacio Urrutia- manifestaron su postura en contra de legislar para menores. El único que dijo allí estar abierto fue Bellolio. Según presentes, María José Hoffmann aseveró que se debe hacer “una reflexión profunda”.

“Mayoritariamente, la UDI se inclina por excluir a menores de edad en el cambio de sexo registral”, dijo Coloma, tras la cita. Por su parte, el jefe de bancada, Javier Macaya, expresó que “no hay que dramatizar las diferencias” y que les interesa “esperar la indicación que presente el Ejecutivo”.

Desde la mesa UDI, en tanto, han respaldado la postura de Van Rysselberghe sobre su rechazo a menores y la idea de llevar adelante una acción ante el Tribunal Constitucional, e incluso, en privado, dicen confiar en que el gobierno no ingresará dicha indicación.

Gobierno alista fórmula

El lunes, Larraín y Blumel se reunieron en La Moneda para abordar el tema. Y este martes en la tarde, en tanto, el ministro de Justicia reforzó la idea de consenso expresada por su par de la Segpres.

“Ojalá mostremos la madurez necesaria para resolver el tema y tener una propuesta que resuelva esta situación que merece una respuesta legal definitiva, clara y transparente”, dijo Larraín, quien evitó entregar mayores detalles.

Desde La Moneda trascendió que ha tomado fuerza la idea de que el cambio registral a menores sólo se aplique entre los 16 y 18 años, con el objetivo de ampliar acuerdos en la coalición. En estos casos, el cambio registral se haría ante el Registro Civil y ante tribunales de familia, y deberá ir acompañado de un informe sicológico del adolescente.

Seguir leyendo