Dirigentes se suman a proceso de reflexión sobre continuidad en la DC

La junta nacional de la Democracia Cristiana realizada el sábado pasado. Foto: Javier Salvo

Si bien algunos ya evaluaban su continuidad desde antes, el anuncio de Gutenberg Martínez alertó a la mesa de una posible nueva fuga masiva de militantes. Consejeros nacionales, ex ministros y un senador deciden por estos días su permanencia en la colectividad.


Una invitación recibieron varios militantes de la Democracia Cristiana el domingo pasado para reunirse ese día y discutir sobre la decisión que, horas antes, había tomado la junta nacional en torno a mantener alianzas con los partidos de centroizquierda.

Tras la resolución de la máxima instancia partidista, el ex presidente de la DC Gutenberg Martínez puso en duda su continuidad en la colectividad y anunció que comenzaría un proceso de “reflexión”.

Cerca de las 00.00 horas del sábado, los delegados que aún seguían en la sede de la DC respaldaron la opción promovida por el sector progresista, en desmedro de la propuesta que impulsaba Martínez de hacer solo alianzas con la socialdemocracia –descartando acuerdos con el Frente Amplio– y partidos “que estén de acuerdo con los conceptos de democracia, respeto de los derechos humanos y crecimiento con equidad”, en una indirecta alusión al PC.

En este contexto se produjo esa invitación el domingo pasado. Y en las últimas horas han sido varios los dirigentes que se han sumado al proceso de reflexión anunciado por Martínez, entre los que se encuentra, por ejemplo, el ex ministro Jorge Burgos. Cercanos a él comentan que el ex titular del Interior ya tendría una “decisión tomada” y que solo estaría buscando el mecanismo para hacerla pública.

Asimismo, el actual senador Manuel Matta -quien desde el 11 de marzo asumirá como diputado- dijo que “indudablemente” se encuentra en reflexión, argumentando que “hay que hacer una valorización de lo que ocurrió efectivamente en la junta nacional y ver cuál es el camino definitivo a seguir”. En la misma línea, la ex ministra Soledad Alvear añadió que se encuentra “en un proceso de discernimiento desde hace un tiempo”.

En la misma línea, el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego (DC), aunque precisó que lo mejor sería esperar hasta las elecciones internas del partido y el inicio del congreso ideológico que impulsa la directiva, indicó que “soy una persona que está en reflexión activa (…). Uno tiene que dar la pelea hasta que se pueda dar”.

En una postura similar, la alcaldesa de Peñalolén y consejera nacional, Carolina Leitao, reconoció que “desde antes (de la junta) ya estábamos en un proceso de reflexión, y seguimos estándolo”. Del mismo modo, agregó que su decisión “es algo más colectivo, no algo que decida hacer yo sola, sino con más personas probablemente”.

En ese sentido, en el sector más moderado de la DC varios de sus miembros han evaluado la posibilidad de, en caso de concretar una renuncia, hacerlo en bloque, al igual como lo hicieron los 31 referentes del movimiento Progresismo con Progreso, liderados por Mariana Aylwin. Así, no se descarta tampoco una declaración pública con las razones de una eventual dimisión.

La mesa está consciente de esta situación. “Cualquier fuga masiva va a provocar preocupación”, dijo el secretario nacional, Gonzalo Duarte.

Entre los que también se encuentran en reflexión destacan la consejera nacional María Luisa España, el ex candidato a diputado Cristóbal Acevedo -cercano a Burgos- y la constitucionalista que participó de la campaña de Carolina Goic, María Pía Silva.

La presidenta de la DC, Myriam Verdugo, por su parte, llamó a respetar los acuerdos internos tomados en las instancias partidistas. “En la junta nacional hubo un proceso eleccionario en donde se votaron dos alternativas, y nosotros vamos a respetar lo que dijo esa mayoría. No sé por qué hay que pensar de otra manera”, aseguró.

Críticas al voto político

A este escenario se suma una serie de críticas que han surgido en torno a la manera como se llevó a cabo la junta nacional del sábado. “Hubo poca rigurosidad en cómo se hizo el voto político”, expresó la diputada electa Joanna Pérez.

Uno de los motivos, indicó el parlamentario electo Miguel Ángel Calisto, es porque “se hizo un llamado a votar de manera muy poco informada, que generó esta polémica del voto que claramente no es representativo”. Al igual que él, el diputado Jorge Sabag cuestionó la cantidad de delegados que se encontraban al momento de sufragar las propuestas. “El voto político no es vinculante: de 800 electores apenas votaron 290, por lo que no se reúne el estándar”, afirmó.

La respuesta de la timonel DC, en tanto, fue clara. “A quienes no encuentran legítimo el proceso, les diría lo siguiente: la gente leyó los votos. Quizás la redacción podría haber sido más óptima, pero aquí se forzó una votación y uno tiene que respetar los procesos”, dijo.

Seguir leyendo