Tercera PM

Presenta:

Informes financieros y boletas de Sebastián Dávalos: Las diferencias en la investigación de Arias y Toledo

Autor: Ivonne Toro

El fiscal Sergio Moya (al centro) junto a su jefe, el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias.

La Tercera PM tuvo acceso a la última declaración de Mauricio Valero en que revela detalles inéditos del rol de Dávalos Bachelet en los negocios con Vial Concha y transferencias desde su cuenta personal al ex encargado de la dirección sociocultural de La Moneda.


El 22 de diciembre de 2017, el fiscal regional de Rancagua, Emiliano Arias, entregó una instrucción específica al OS9 de Carabineros. En el marco de la indagatoria por estafa, por la que será formalizado el 28 de marzo Sebastián Dávalos, hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, requirió un análisis financiero, con flujos de ingresos y egresos, de Dávalos Bachelet, Natalia Compagnon Soto y Mauricio Valero Illanes.

La gestión fue acompañada de otras medidas: el oficio 814 del 25 de septiembre del año pasado al Servicio de Impuestos Internos en que, con un plazo de cinco días hábiles, requería información respecto de las boletas a honorarios emitidas por personas naturales durante los años 2011 a 2015 a empresas investigadas en el marco del caso Caval y que, en un inicio fue respondido de forma parcial y errada, lo que motivó la intervención de la brigada de delitos funcionarios de la PDI; y un nuevo oficio, el 1/2018 del 3 de enero en que se pide al SII que amplié la información sobre Dávalos y se entreguen todas las boletas del ex encargado de la Dirección Sociocultural de La Moneda.

En paralelo, y en una gestión que incluyó también a Compagnon Soto, Valero Illanes y Sol Herreros Wandel, quien ejercía la gerencia de proyectos en Caval, Arias pidió mediante el oficio 4/2018, dirigido a la Dirección Nacional de Aduanas, informar si existe por parte de los personeros alguna declaración de entrada o salida de dinero en efectivo por montos iguales o superiores a 10 mil dólares.

Según fuentes de la investigación, los requerimientos que ponían énfasis en el comportamiento financiero del matrimonio Dávalos-Compagnon, sería parte de las diferencias en la forma en que han llevado la causa Arias y su predecesor, el designado notario de San Fernando Luis Toledo.

No es, precisan, que Toledo no haya realizado gestiones, como el alzamiento del secreto bancario de Dávalos Bachelet y Compagnon Soto, sino que durante su período -que terminó, según fuentes de la fiscalía porque motivos personales no podía seguir viviendo fuera de Santiago- enfocó principalmente en las irregularidades que existieron las compras de los terrenos de Machalí. Luego, ya con Arias al mando, se puso la mirada en el hijo de la Mandataria por su eventual participación en los ilícitos investigados ni en el análisis de la información que se obtuvo. Por eso, Arias decidió volver a solicitar las diligencias.

En esta vía que lo llevó a decidir la formalización de Dávalos, incidió la última declaración de Mauricio Valero en que reveló que el hijo de la gobernante habría tenido un rol mayor al conocido en la relación con el empresario Gonzalo Vial Concha, quien acusa haber sido estafado por Caval.

Buscando puerto

En su último testimonio ante el Ministerio Público el 4 de octubre de 2017, Valero Illanes aseveró que Dávalos Bachelet no sólo se abocó a la fallida fundación de Hipoterapia y al Museo de Vial Concha, como señala en sus declaraciones en Fiscalía y como consignan las boletas que emitió a Caval.

Según los documentos a los que tuvo acceso La Tercera PM, Valero denunció que respecto de la búsqueda de concesión portuaria de Chañaral para Vial Concha, Dávalos tuvo participación directa. “En el tema portuario, se contó con un equipo de trabajo para éste objetivo, se contrató – como asesor externo- al Sr. Mario Cabezas, él era profesional ingeniero, él era un contacto que venía de Patricio Muñoz, quien también fue contratado por nosotros, el cual estaba a cargo del proyecto portuario, él es vecino y amigo de Natalia Compagnon y así llego a nuestra empresa, además estaba Sebastián Dávalos, quien tomó la responsabilidad de poder liderar el diseño del puerto que solicitaba Gonzalo Vial”.

Añadió que “en relación a la factura número 6 y 7 de fecha 12 de Junio de 2012 y 5 de Julio del mismo año por una suma de 14 millones de pesos cada una, corresponden al proceso de búsqueda de estratégica de la ubicación para un puerto que fue una de las tareas encomendadas por Gonzalo Vial y ésta corresponde a los servicios de sondeo submarino de IEG más los costos de Caval y rentabilidad, Sebastián Davalos era el que tenía contacto con el profesional que realizó éste trabajo, su nombre era Iván Palacios”.

Y remató con que el rol de Dávalos en Caval era de amplio giro: “A Sebastián Davalos se le pagaba porque a solicitud de Natalia Compagnon a él se le contrató, él dirigió uno de los proyectos de Vial, específicamente el museo e Hipoterapia, además él trajo gente a la oficina a trabajar para que lo ayudarán, además él participó por encomendación de Natalia a buscar posibles compradores de la mina de Gonzalo Vial en el mercado asiático es por esto la reunión de Hyatt famosa, que según él era sólo traductor, lo que no es efectivo. No recuerdo bien las fechas en las que trabajó pero es en el año 2012, pero es antes de tener cuenta corriente en Caval, por eso se le pagaba con transferencias de mi cuenta personal”.

Seguir leyendo