La frenética recta final de Bachelet

Autor: La Tercera

La Mandataria ha reforzado su premisa de gobernar “hasta el último día” con una arremetida legislativa marcada por la nueva Constitución y la Ley de Identidad de Género, dejando, además, abierta la opción de cerrar el penal Punta Peuco en las próximas horas.

“Yo termino el gobierno el domingo a las 12 en punto… 12 horas, tantos minutos, tantos segundos. No, nunca tan ansiosa”, comentó entre risas el miércoles la Presidenta Michelle Bachelet, durante una actividad del Colegio Médico.

Aunque la frase apuntaba a confirmar que una vez que deje La Moneda liderará una comisión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) encargada de desarrollar políticas de fortalecimiento de la atención primaria, también sirvió para reforzar su mensaje de que gobernará “hasta el último día de su mandato”, que ha sido refrendada por una serie de decisiones impulsadas en los últimos días.

El anuncio hecho el lunes del envío al Congreso del proyecto de nueva Constitución abrió una semana marcada por una fuerte arremetida legislativa. ofensiva que se simbolizó en la decisión del Ejecutivo de forzar el despacho del proyecto de identidad de género desde el Senado a la comisión mixta, con el fin de cumplir con el compromiso adquirido luego que el filme chileno Una mujer fantástica -protagonizado por la actriz transgénero Daniela Vega- obtuviera el Oscar a mejor película extranjera.

Para los últimos días de su mandato, la Mandataria fijó una agenda marcada por inauguraciones en Santiago y regiones. Un itinerario que, sin embargo, no le ha impedido estar lejos de la controversia. Primero, por el nombramiento del fiscal Luis Toledo -quien estuvo a cargo de la primera etapa del caso Caval- como notario de San Fernando. Y luego, por dejar abierta, en una entrevista en Canal 13, la opción de cerrar el penal Punta Peuco en las 72 horas que le quedan de mandato. Una decisión que, de concretarse, engrosaría el denominado legado del gobierno de Bachelet, que ya suma defensores y detractores.

Seguir leyendo