La historia de la primera mujer elegida senadora en la historia de Chile

Biblioteca del Congreso Nacional
Biblioteca del Congreso Nacional

Hace 65 años María de la Cruz Toledo, fundadora del partido Femenino, logró ocupar un cupo en la Cámara Alta. Sin embargo, su carrera parlamentaria tuvo varios obstáculos.

El 13 de febrero de 1953 fue electa la primera senadora en la historia de Chile. Se trata de María de la Cruz Toledo (1912-1995), fundadora del desaparecido Partido Femenino de Chile.

Escritora, periodista de oficio y política, fue una de las líderes del movimiento feminista que luchaba por los derechos civiles y políticos de las mujeres.

En 1946 fundó esta colectividad que buscó formar cívicamente a las mujeres e impulsar la creación de leyes especiales que las favorecieran, logrando gran aceptación entre los sectores medios.

Este trabajo permitió -junto a otros innumerables esfuerzos – la ley que dio el derecho a voto por primera vez a las chilenas y que fue promulgada en 1949.

Carrera política

En 1948 fue su primera incursión en una carrera al Congreso. Se presentó a las elecciones parlamentarias como candidata a senadora por Santiago, pero perdió el balotaje.

En 1952, fue la generalísima de la campaña presidencial de Carlos Ibáñez del Campo. Tras el triunfo del abanderado se abrió la oportunidad de postular al Senado donde fue apoyada por el Partido Democrático de Chile, el Movimiento Nacional Independiente, la Organización de Mujeres Independientes, el Movimiento Nacional Ibañista, el Partido Femenino y el del mismo Presidente electo.

Con más del 50% de los sufragios emitidos a su favor,  se convirtió en la primera mujer en llegar al Senado y la única abanderada que hasta ese momento había obtenido tan alta votación.

Sin embargo, no alcanzó a terminar su período parlamentario, ya que fue desaforada por estar involucrada contrabando y comercialización de relojes.

En ese entonces se le vinculó con el movimiento peronista argentino.

Continuó en la política como militante del Partido Nacional, tienda desde la que fue una fuerte opositora a la Unidad Popular y una de las principales partícipes de los “cacerolazos” contra las políticas del Presidente Salvador Allende.

Murió el 1° de septiembre de 1995, en Santiago.

Seguir leyendo