Larroulet se suma a reuniones de Piñera con comité político para definir nuevos nombramientos

Autor: D. Labarca

El presidente electo, Sebastián Piñera, durante su estadía en Bahía Coique. Foto. Aton

Mandatario electo encabezará ronda de diálogos a partir de este jueves en Lago Ranco. Ministros sectoriales, en tanto, ya definen sus prioridades para el inicio del futuro gobierno.


Hasta la casa de veraneo de Sebastián Piñera en Bahía Coique (Lago Ranco) llegarán este jueves tres miembros del comité político del que será su segundo gobierno: Andrés Chadwick (Interior), Gonzalo Blumel (Segpres) y Cecilia Pérez (Segegob).

Los ministros fueron convocados por el Mandatario electo para afinar la lista de subsecretarios e intendentes -que en un principio será dada a conocer el lunes 19 de febrero próximo- y para comenzar a definir lo que será la “hoja de ruta” de los primeros días de mandato.

Serán al menos dos días de reuniones, en las que también participará el futuro jefe del equipo de asesores de Piñera, Cristián Larroulet. Su incorporación a esta instancia supone un modelo que ya usó el futuro Mandatario en los primeros años de su anterior gobierno, donde la entonces jefa del denominado segundo piso, María Luisa Brahm, participaba de las reuniones de comité político y también de las bilaterales que sostenía Piñera con los ministros sectoriales.

En las jornadas de trabajo, se espera que se analicen las listas de nombres elaboradas por los cuatro partidos de Chile Vamos. En el bloque, sin embargo, aseguran que algunas designaciones ya están definidas por el futuro Mandatario. Así, en los partidos dan por descontado que Claudio Alvarado (UDI) volverá a ocupar la subsecretaria de la Segpres, tal como lo hiciera en el primer gobierno de Piñera, cuando la cartera justamente era encabezada por Larroulet. En Interior, en tanto, también volvería a ocupar la subsecretaría Rodrigo Ubilla (RN), quien trabajó junto a Rodrigo Hinzpeter y al propio Andrés Chadwick.

Una de las subsecretarías más apetecidas por los partidos es la de Desarrollo Social, dado el alto perfil que tendrá la cartera al mando de Alfredo Moreno. Otra que miran con atención en Chile Vamos, es la de Cancillería, en el entendido de que deberá cumplir un rol técnico que complemente el perfil del futuro titular de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero.

Los criterios de las nuevas designaciones fueron esbozados la semana pasada por Gonzalo Blumel. “Somos un gobierno de coalición, por lo tanto, nos importa mucho recoger de buena manera lo que son las aspiraciones de los partidos de Chile Vamos”, dijo. “La idea es que los ministros y los subsecretarios sean muy complementarios en sus funciones, técnicos y políticamente. Cuando uno tiene un perfil más político, el otro puede ser un poco más técnico, en el fondo son duplas de trabajo que asumen en los distintos ministerios”, añadió en aquel momento.

Prioridades de ministros

Las jornadas de trabajo en Lago Ranco han estado precedidas de una serie de reuniones que ha sostenido en Santiago Gonzalo Blumel, el único de los ministros del comité político que aún no ha salido de vacaciones.

En los últimos días, por ejemplo, llegaron hasta las oficinas de Apoquindo 3000 los nuevos ministros del Trabajo, Nicolás Monckeberg, y de Medio Ambiente, Marcela Cubillos.

Estas conversaciones se suman a encuentros y contactos que ha tenido Blumel con practicamente todos los miembros del nuevo gabinete, con el obetivo de definir los planes de trabajo para cada ministerio. Un diseño en el cual el nuevo titular de la Segpres juega un rol clave, al haber sido también jefe programático de la campaña de Piñera e identificar las principales prioridades de cada cartera, los proyectod de ley que se presentarán en el Congreso y los hitos simbólicos para cada repartición.

En Chile Vamos aseguran que todas estas gestiones apuntan además a preparar a los ministros sectorales para sus reuniones bilaterales con Piñera. En el bloque señalan que Piñera ya ha conversado presencialmente o vía telefónica con algunos de sus futuros secretarios de Estado. El fin de semana, por ejemplo, estuvo con el nuevo titular de Educación, Gerardo Varela, con quien además de jugar un partido de tenis comenzó a revisar algunos temas propios de su cartera.

La apuesta del piñerismo es que luego de los encuentros con el comité político, el Mandatario electo programe encuentros bilaterales con todos los ministros sectoriales. La idea es que cada uno de ellos se reúna al menos una vez con Piñera antes del 11 de marzo.

Seguir leyendo