La Tercera

Las horas de angustia en la DC por la deportación de diputado electo desde Cuba

En el partido afirman que tuvieron versiones contradictorias sobre el paradero de Miguel Ángel Calisto durante algunas horas, hasta que el futuro parlamentario logró avisar que estaba siendo interrogado.

Se había ido sin problemas. Ésa era la versión que le dieron a altos dirigentes de la Democracia Cristiana desde el hotel en Cuba en que estaba hospedado el diputado electo de ese partido Miguel Ángel Calisto.

Calisto había viajado a la isla para participar en actividades de homenaje a Osvaldo Payá, ícono de la disidencia al régimen de Raúl Castro.

Pero algo no cuadraba. Calisto se encontraba inubicable y en la DC comenzaron a hacer frenéticas gestiones para contactarlo.

Por unas horas, el escenario fue la incertidumbre. Más aún considerando que esta mañana el diputado de la UDI Jaime Bellolio había sido impedido de entrar a la isla por dicho gobierno.

Todo hasta que el propio Calisto logró llamar a su secretario, Rolan Cárcamo, para decirle que estaba detenido y había sido interrogado.

Luego de ello, fue finalmente deportado a Miami, y, de acuerdo a personeros de la DC que pudieron conversar con él, se encuentra todavía en shock por la experiencia.

Aunque a las 17 horas los diputados de la DC Gabriel Silber y Fuad Chahín irán a dejar una carta de protesta a la embajada de Cuba, desde el partido se está monitoreando de cerca la situación con las autoridades chilenas.

De hecho, el secretario nacional de la colectividad, Gonzalo Duarte, y el diputado Matías Walker se comunicaron con el subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros -quien también es militante DC-, para pedir información y coordinar los pasos a seguir en el tema.