El lío de apellidarse Kast: encuesta revela confusión entre Felipe y José Antonio

Autor: Ivonne Toro

Estudio encargado por Evópoli será usado para elaborar estrategia diferenciadora.


Representan las dos caras de la derecha chilena y, aunque ellos lo tienen claro, al parecer el electorado no distingue bien entre Felipe y José Antonio Kast.

Sobrino y tío tienen ambiciones presidenciales, pero mientras el senador de Evópoli apuesta por modernizar el sector en los temas valóricos y condena las violaciones a los derechos humanos, el exdiputado y otrora candidato presidencial apunta a un votante conservador y a reivindicar el régimen militar de Augusto Pinochet.

La distancia entre ambos es considerable, pero según un sondeo encargado por Evópoli a Cadem respecto de los partidos políticos, en que se evaluó a Felipe Kast, los ciudadanos no tiene claridad acerca de quién es quién. Así, por ejemplo, al medir el porcentaje de conocimiento de figuras presidenciables en que se mide a la expresidenta Michelle Bachelet; al actual jefe de Estado, Sebastián Piñera; a la excandidata Beatriz Sánchez, al senador Manuel José Ossandón y a los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson, Felipe Kast se dispara al 88% de conocimiento, lo que no cuadra con el umbral de 60% que nunca, en ningún sondeo, ha logrado superar.

La sospecha de que los electores en rigor están pensando en José Antonio Kast se hace mayor cuando se realiza una consulta abierta acerca de con qué conceptos asocia a Felipe Kast. En cuanto a aspectos positivos, se detalla que el 2% menciona la renovación política, pero lo que llama la atención son los elementos negativos. El 7% habla del incidente de la agresión en la Universidad

Arturo Prat de Iquique y la quema de Judas en Valparaíso, que fueron incidentes protagonizados por José Antonio Kast. Además el 6% aduce que es polémico o conflictivo, el 4% señala que es una persona intolerante y el 2% menciona la dictadura,

Al respecto, Luz Poblete, secretaria de Evópoli, sostiene que “siempre hemos tenido la hipótesis de que en la opinión pública existe confusión entre Felipe y José Antonio kast. Este estudio lo confirma, y nos impone el desafio de trabajar con más fuerza para que la ciudadanía pueda identificar nítidamente nuestras banderas”. Además consigna que uasarán este análisis para “tomar mejores decisiones en esta nueva etapa que comienza”.

Seguir leyendo