La Tercera

Oficialismo se divide por el momento escogido para enviar el proyecto

Presidenta DC dijo que “seguramente va a dormir en el Parlamento”. PPD y PS valoraron el cumplimiento de un compromiso de gobierno.

El hecho de que la Presidenta Michelle Bachelet firmara el martes el proyecto de ley para una nueva Constitución, a solo cinco días de culminar su segundo mandato, no pasó inadvertido entre los partidos del oficialismo.

En la Nueva Mayoría se reinstalaron las diferencias entre la Democracia Cristiana (DC) y los otros partidos del conglomerado por el momento en que se despachaba la propuesta de una nueva Carta Magna al Congreso.

La presidenta falangista, Myriam Verdugo, se mostró escéptica de la viabilidad del proyecto en el Congreso. “Seguramente va a dormir en el sueño de los justos en el Parlamento”, dijo, aunque calificó la iniciativa como “importante”.

“Valoró el que la Presidenta haya cumplido el compromiso de enviar este texto constitucional y, en ese sentido, no entiendo declaraciones de la DC que dicen que esto es un saludo a la bandera, yo creo que se equivocan”, expresó, en tanto, el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete.

Además, a raíz del nuevo Congreso que se conformará a partir del 11 de marzo, Navarrete se mostró optimista por el rol de los legisladores respecto del proyecto. “Esperamos que los parlamentarios impulsen un proyecto de nueva Constitución en conjunto, con mirada de centroizquierda y una visión país de transformaciones más profundas”, señaló.

A pesar de las discrepancias con la falange, el presidente del Partido Socialista (PS), Álvaro Elizalde, intentó calmar los ánimos sobre las tensiones con la DC y afirmó que “nosotros creemos que Chile merece una nueva Constitución y por tanto vamos a seguir bregando con ese objetivo”.

Desde Chile Vamos, en tanto, además de reprochar la fecha en que se envió la propuesta para una Nueva Constitución, deslizaron elucubraciones sobre el futuro político de la actual Mandataria, advirtiendo que tras el anuncio se podría esconder una aspiración de Bachelet por un tercer periodo presidencial.

El secretario general de RN, Mario Desbordes, se refirió al anuncio señalando que “probablemente sea el primer acto de campaña de la presidenta Bachelet en cuatro años más, no se entiende de otra manera. Le dio la extremaunción la propia Nueva Mayoría”.

El diputado UDI Javier Macaya agregó que “cualquier propuesta que se haga a menos de cinco días del término del mandato presidencial pierde total validez, más allá de su contenido específico”.

Ante esta crítica, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, dijo que “elaborar un proyecto de nueva Constitución no es un proceso breve (…) El alegato sobre los tiempos no me parece sustantivo”.

Macaya también reprobó el contenido de la propuesta de futura carta magna. “Llenar la Constitución de garantías de derechos sociales es lo que hizo Hugo Chávez en su minuto. Yo le pregunto a los chilenos si es que en Venezuela esas garantías se están cumpliendo”, afirmó el parlamentario gremialista.